Dia 23…

Últimamente he estado limpiando mi cuarto, y no porque me lo digan, sino porque realmente lo tengo hecho un desastre entre juguetes, peluches, libros, videojuegos y DVD’s. Hoy levanté fotos de cuando estaba en la secundaria, de cuando estaba teatro y muchas tareas que solo me calificaron y llegué a tirar bajo mi cama. Una de esas tareas me llenó de muchos recuerdos y desde hace tiempo la quería compartir con ustedes y es un poema que escribí para pasar mi materia de Literatura II.

“Un amigo vs el VIH”

En el mundo hay mucha gente
que es cruelmente discriminada,
y por esa razón
su lucha no es acompañada.

Ese es el caso de mi amigo,
aquel que siempre me acompañó,
y que un día me contó,
que de VIH se contagió.

Sus días se nublaron,
y las aves ya no cantaron,
sin embargo la fe no perdía.
¡Él resistiría!

Largos años pasaron,
y llegó el día temido,
familiares y amigos lo despidieron;
él había partido.

Mi amigo una enseñanza nos impartió,
y es que la enfermedad nunca lo venció,
Pues su última sonrisa conmigo compartió,
y luego en paz nos abandonó.

El poema como ven es corto y supongo que algunos verdaderos poetas estarán sacándose los ojos en este instante, pero quiero que sepan que en ese momento lo hice de todo corazón y dedicado a un gran amigo que partió dejándonos su lucha en el corazón. En esta ocasion no quiero dedicarlo solo a él sino también a todas las personas que hoy en día viven con VIH y que por la ignorancia y la falta de sensibilidad son dejados a la deriva sin alguien con quién platicar y contarles sus penas.

No abandonen a su suerte a alguien que tiene VIH y tiene la confianza de contárselos, a veces necesitan, más bien necesitamos un amigo, un abrazo pero por prejuicios y el miedo nos dejan a nuestra suerte. No lo hagan. Se despide de ustedes su amigo y consejero…

KonaKato.

Sobre El Autor

Godinette pura sangre de día. Sexóloga todo el tiempo.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. OMA

    Y es por el miedo al rechazo que callamos.
    En lo personal, por más confianza que tenga con amigos y familiares, no estoy dispuesto a pasar por una negativa. Solo lo saben 2 personas. Y lo que pesa es, que ahora ninguno de los dos está cerca para esos momentos en los que se necesita un abrazo.
    Qué bien que hables del tema, que dejemos los estigmas. Nunca discriminé antes, me siento bien y en paz conmigo por hacerlo, ahora que soy +.

    Responder
    • Konakato Fer López

      Lo se y es algo muy dificil de comentar a veces, asi como tu yo pase por el rechazo, pero me puse una mision y es erradicar ese estigma tonto y que vean que somos seres humanos con sentimientos, que el vivir con VIH no nos cambia en nada. Muchas gracias por leerme, se aprecian este tipo de comentarios, saludos, un abrazo y echale muchas ganas.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.