Tenemos que dejar de romantizar los celos.

Quiero que repitan conmigo, con un aplauso entre cada palabra y sacando a su Shaniqua interna.

“La persona que es mi pareja – fuck buddy – crush – amigo NO ME PERTENECE, es una persona independiente de mi ”

Los celos son una respuesta emocional ante la PERCEPCIÓN de que existe una amenaza por la que posiblemente perdamos un vínculo interpersonal.

Confundimos esa sensación natural de que no queremos que alguien que nos hace sentir felicidad se vaya (por la bomba de oxcitocina, una hormona que se libera cuando formas vínculos fuertes con alguien, en especial con nuestra madre cuando somos recién nacidos, nuestros mejores amigos y nuestros amantes) con el control, causando preocupaciones excesivas y reiteradas sobre la fidelidad y lealtad de la pareja e incluso amigos.

Todos hemos estado celosos en alguna ocasión. Definitivamente está ligado a la seguridad que tenemos sobre nosotros mismos.

Parte importante del origen de los celos está en la tierna infancia cuando no obtenemos el afecto y reconocimientos necesarios para generar una autoestima sana.

Otro origen muy importante, está en haberlo sido engañados, y que esto haya sido demasiado doloroso y traumático para nosotros.

Sentir celos nos puede llevar a recapacitar sobre lo importante que alguien es para nosotros y recordarnos que debemos trabajar en ese vínculo. O, de manera recíproca, ver a nuestra pareja celosa nos puede hacer sentir queridos, importantes y necesitados.

Hay incluso quien piensa que la ausencia absoluta de celos puede ser un indicativo de una falta de interés en la pareja.

Voy a hablar desde mi más profundísimo y personal ser como mujer, pero también como ‘Psicoloca’ que soy.

Yo siempre he creído que en una relación (monógama tradicional, no importa el género) existen 3 personas. Tú, Yo, y Nosotros. Y en teoría, los involucrados dan un 100% de esfuerzo a la relación.

Deseo con todo mi corazón que el “Tú” sea una persona plena. Que haga sus cosas, que tenga su espacio, su aficiones, sus amistades, su tiempo libre, familia, su ocupación, lo que sea. Que sea feliz, que se sienta una persona completa.

“Yo” tengo en mis manos mi felicidad y mi plenitud de igual manera. Mis amigos, mi mundo, mi trabajo, las cosas que me hacen ser yo, mi tiempo sola, mi propio dinerito y 10 kilos de verga que me importan las demás personas para hacer lo que yo quiero.

Y el “Nosotros” es lo que nos gusta compartir de nuestra felicidad y plenitud con el otro. No es volvernos la misma persona. No es perder individualidad ni esperar que el otro nos diga que hacer para agradarle. Tener una pareja debería ser un Oasis, no un trabajo que nos cause dolor de cabeza.  El chiste es compartir y seguir sintiéndonos plenos, no dar todo de nosotros y quedarnos sin nada cuando el otro se va.

 

Disparejos en Pareja

Real, ¿Por qué quieren una pareja? Es una pregunta seria, es para que vayamos analizando poco a poco.  ¿El título realmente importa tanto? ¿Es porque así los educaron a los dos y es el curso natural de las relaciones humanas para ustedes? ¿Es por no estar solos? ¿Realmente quieren chambear en una relación fuera de lo Disney y el “Felices por siempre” y fotitos pa’l Face con títulos horribles?

Yo hace mucho no tengo novio  (¿Qué chingados haces dando terapia de pareja y dándonos consejos?) Girl, es porque yo NO quiero. Y aún así, tengo a una persona especial a quien amo y adoro sin necesidad de un solo título o atadura. La libertad es cool. A mi me funciona eso, porque no necesito estar en pareja para saber que hay alguien que está y me hace feliz. Cada quien elige, no hay una manera “correcta de hacer las cosas”, pero lo que si quiero que sepan es que hay muchas formas de amar.

Si yo estoy con alguien, y ese alguien tiene fans que se mueren por estar con él, honestamente me da mucho gusto. Da orgullo, incluso me excita. Significa que es alguien atractivo, llama la atención y la gente quiere conocerlo. Hasta creo que tengo buen gusto.

Y si decide hacerle caso a alguna de esas personas, pues que rico, mientras se cuide y me cuide y yo no lo sepa. Hay cosas que ni pregunto, porque honestamente no me toca. ¿Para qué llenarme la cabeza de pendejadas?

¡HEY! Relax. Cada relación tiene sus reglas, y me refiero a “relación” como cualquier tipo de vínculo que formamos. Luego hay gente que también se espanta con las palabras que pa’ qué les cuento.

Yo me caigo MUY BIEN. Me gusto, me encanta lo que veo en el espejo, me gusta irme como gorda en tobogán en el amor, me desbordo y me desvivo por la persona con la que quiero estar. Sé que neta soy una pareja muy chida. Quiero que  tenga la certeza de que para mi no hay alguien más guapo, importante y querido.

Y sé que A HUEVO hay mil personas más guapas que yo. Mujeres con las chichis enormes, mujeres diferentes a mi.  Y no por eso me voy a sentir menos hermosa. Y aunque parezca un niño de 12 años con cabello largo, soy la mejor siendo eso. y si trato de transformarme en alguien que no soy para gustarle a alguien, voy a estar incómoda. Real, conózcanse, es muy cool. Y si aún siendo la persona más bonita no quieren estar con nosotros, también hay que respetar eso.

Es absolutamente normal que apreciemos la belleza en alguien diferente a nuestra pareja. Oigan, estar a dieta no nos impide ver el menú.

Un día platicando sobre la fidelidad le dije a mis amigos que yo mientras no supiera con quién se acostara mi pareja no tenía ningún problema. Todos, incluido ya-saben-quien me dijeron que estaba loca y que significaba que YO no me quería a mi misma. En mi mundo es muy al contrario.

Yo creo en la doble tortilla, esa que da estabilidad al taco. Igual en las relaciones. Puede que por miles de años estén bien comiendo chocolate gourmet todo el tiempo, pero si de vez en cuando se le antoja algo diferente pero sigue queriendo al chocolate gourmet, ¿Por qué negárselo al otro o a nosotros mismos? Y si te das cuenta que te gusta eso más que el chocolate gourmet y se termina, no es porque valgamos menos. Si, duele, pero nadie nos pertenece. Y si aún probando otras cosas la que más le gusta eres tú, que ofertón. Creo que una traición más culera es estar con alguien por obligación. Es una mentira más grande y dolorosa.

El problema aquí es que damos por sentado al iniciar una relación que los dos quieren estar nomás con el otro y que ahora están encadenados forever and ever. “Si no es así, ¿Entonces para que se volvieron novios?”.  Pues porque las relaciones cambian, se van transformando. Si desde el principio se establecen las reglas y están en el mismo canal de qué es para cada uno la fidelidad, la lealtad, que si, que no, y que podrían negociar, todo será mágico. Y un consejo que siempre doy a mis pacientes: cada cierto tiempo tengan una cita para ver el estado de la relación, para saber como se sienten, si hay algo que haya cambiado a los acuerdos iniciales, si hay alguna inquietud. No una cita de reclamos, sino como una parada de pits. Son un equipo al final del día, ¿No?

Creo que las peleas ocasionadas por los celos terminan por llenar de caca todo lo bueno que una relación puede ofrecer. Más tiempo sufriendo que abrazándose y haciendo cosas que los acerquen y si bien es fácil engancharse, también las ganas de salir huyendo son muy grandes.

Y si, al final del día lo que más miedo tenemos es que nos dejen por alguien más. Que se enamoren de alguien más. Más que el sexo, es la conexión. Es el riesgo natural de la libertad, pero hey. Ni modo.

Las personas muy muy celosas presentan habitualmente un nivel de inseguridad personal alto y una baja autoestima, lo que lleva asumir como cierto el pensamiento de que no son lo suficientemente valiosos como para ser dignos del amor de la persona y que al ser poco valiosos su pareja, tarde o temprano los van a cambiar por cualquier persona “que valga más”. Algunas personas requieren la validación de la otra persona para sentir que valen y algunos otros harán lo posible por llevar al otro al límite con tal de confirmarse a si mismos que todos le van a poner el cuerno. En serio, hay gente que se sabotea muchísimo con tal de gozar de las ganancias de ser la víctima.

Resulta injusto y cansado creer que una sola persona puede cubrir todas nuestras expectativas y necesidades. Nosotros nos frustramos y herimos a la otra persona. Y visceversa. Tratar de encajar en todo lo que la otra persona quiere nos aleja de nosotros mismos. Al final del día, si nuestra pareja se fuera, ¿Con qué nos quedaríamos?

Las expectativas falsas de que el amor es estar juntos día y noche, controlando cada paso que da el otro,  llevan a las personas celosas a interpretar comportamientos sanos como querer hacer actividades con otras personas o tener tiempo para cubrir necesidades personales cómo muestras de que a huevo les ponen el cuerno.

Les pedí a todos ustedes que me contaran sus experiencias con los celos. Y tengo que confesar que me asustó. Más allá de un tema de “tengo miedo de perderte pues te amo” fue un “quiero control absoluto de ti ya que me perteneces y quiero tenerte a mi lado por miedo” pero por fortuna, todas esas experiencias son sobre EX PAREJAS.

“Cuando tienes puestos los lentes rosas del amor, cualquier bandera roja solo es una bandera”

Yo no llegué a este lugar desde el que hoy escribo solo por acto de magia. Yo he sido celosa. Yo he desgastado alguna relación al punto de quiebre por mis celos. Y me costó entender.

Existen los celos adaptativos, que llegan a ser de vez en cuando “normales”. Por ejemplo, a mi me dan celos de la novia de Chumel Torres pues yo quisiera besuquearlo mil, pero hay que ubicarnos en nuestra realidad. Esos celos “adaptativos” no nos pone a sufrir por lo que no existe, ni por las ex novias de las parejas, ni por las personas que conocerán en algún momento. Son un foquito de “hey, si te quiero, deja me esfuerzo”

Y están los celos patológicos o celotipia, que llegan a afectar en distintos niveles de nuestra funcionalidad y vida.

 

A nivel cognitivo las personas celosas tienen una distorsión de la realidad y de pensamientos intrusivos y obsesivos sobre su pareja. Tienen una percepción en extremo exagerada de las “amenazas” a su relación. Cualquier persona con la que se relaciona su pareja de inmediato estaría interesada en  tener una relación sexual o afectiva. Cada persona que esté en su vida le resta tiempo e interés y por eso debe alejar a su pareja de esas amenazas o mantener el control lo más posible.

 

Las comparaciones con los demás hacen que aumenten   las percepciones positivas de la otra persona y exagera lo negativo sobre si mismo.

 

”Mi ex novia hacía que tuviera mi foto de perfil con ella presente en todas mis redes sociales. En la pantalla de mi celular, en el escritorio de mi computadora. Me llamaba a la hora de la comida y teníamos que estar conectados comiendo aunque estuviera con mi jefe o con mis compañeros en la misma mesa. Siempre con el auricular o en videollamada. Quería marcar su territorio. No me dejaba asistir a reuniones del trabajo y cuando podía hacerlo, ella tenía que acompañarme.”

”Mi ex novio sabía que ninguno de mis amigos o familiares lo soportaba. No me dejaba pasar tiempo a solas con ellos pues eran muy francos con el hecho de que era alguien violento y me alentaban a dejarlo . Siempre de alguna manera sabía dónde estaba. Me pedía ubicación, foto de con quién estaba  y como no lo hacía, rompió conmigo. Tiempo después de que terminamos, seguía buscándome y la última vez que lo vi estuvo a nada de estrellarme el teléfono porque estaba celoso de mi mejor amigo, mi roomie y de un compañero de trabajo. Me pidió que los bloqueara de todos lados, me encerró en el coche y me tuvo sometida hasta que lo hice. Ese día llegando al trabajo le pidió a un amigo suyo que fuera a ver si efectivamente estaba ahí y me pidió los números de estas personas para “checar sutilmente” si aún los tenía”

“En alguna ocasión estaba en el departamento de los papás de mi ex novio esperándolo. Estaba sola con su hermano que al llegar me saludó. Me cuestionó por qué lo saludé y por qué olía a saliva. Se enojaba de que hablara por teléfono con mis papás.”

“Escribía seguido con un cliente por trabajo  y me enteré que mi novio le escribió para decirle que yo era suya y de nadie más”

“Un ex amigo me bloqueó en todas las redes sociales pues cree que su novia y yo tenemos ondas. También le exigió a ella que me bloqueara”

“Un día antes de que mi ex llegara de viaje ya que estaba estudiando lejos de nuestra ciudad natal, yo salí a cenar con mi mejor amigo. El pensó que estaba engañándolo. Me desinvitó a los XV años de su prima y me cortó bien culero. Después me cortó como 200 veces por twittear mucho.”

 “Drama cuando un ex llamaba a casa y no era yo quién contestaba, inmediatamente hacía su chaqueta mental llamándome al celular y preguntando ¿dónde estaba?. Pues para él claramente no estaba dónde le decía (en casa)”

 

A nivel conductual, todo está dirigido al de control y supervisión del comportamiento de la pareja cómo son la revisión del teléfono, redes sociales, los likes que da y que le dan, preguntas frecuentes sobre quiénes son las personas con las que se relaciona y el tipo de relación mantienen con ellas. Incluso con sus ex parejas. Qué actividades realiza cuando no está con él/ella y cómo gestiona el tiempo para verificar si esos tiempos se respetan y si no son respetados por cualquier circunstancia se interpretará como muestra de infidelidad por ejemplo sí habitualmente se llega a una hora y un día la pareja se retrasa esto se interpretará como señal de infidelidad.

Presentan conductas que les permitan el acceso continuo a la persona amada. Necesitan mantener el contacto de forma constante por ejemplo a través de llamadas telefónicas y si la pareja no responde a las llamadas, este silencio será interpretado cómo señal y amenaza de infidelidad. También presentan conductas negativas en la interacción hacia el otro cuando sienten celos por ejemplo lanzan reproches sobre su manera de comportarse, critican a las personas con las que se relacionan o emiten juicios negativos sobre la pareja.

Salí con un dude que se enojaba si no le enviaba mi ubicación cada dos horas o algo así. Me llegó a hacer dramas porque él creía que estaba enamorada de mi mejor amigo porque le platicaba de él y teníamos mucho un común (10 años de amistad) Se molestó porque fui con el novio de una amiga a recibirla al aeropuerto. No le gustaba que me hablaran meseros o cualquier hombre que no conociera. Siempre que dejábamos de hablarnos por alguna cantidad de tiempo me preguntaba que si me había besado/acostado con alguien y cosas así.”

Uno con el que salía dijo que mi amigo gay (1 de los 2 únicos amigos hombres que tengo), finge su homosexualidad para fines ulteriores”

Recién me presentaron a un dude que pues según esto era de “mi tipo” pero pues la neta ni me gustó ni nada, pero estaba divertida la charla y no llevábamos más de 10 minutos de conocernos cuando me puse a bailar con un amigo y con su novio, una coreografía súper gay, y me jala el cabrón y con todos los huevos del mundo y me dice “estoy muy molesto y celoso De que estés bailando” “Son mis amigos y son gays, cosa que ni te tengo que explicar” y el dude súper trabado así haciendo un drama “no importa! No estás bailando conmigo! Son hombres! No quiero que veas a nadie más que a mi!” Y neta se puso súper intenso, casi se pone a llorar y me dio mucha pena ajena.”

“Mi ex hacía que me pusiera una chamarra amarrada en las nalgas cuando hacía ejercicio para que nadie las viera ni me morboseara. Desde lejos veía si me la quitaba, y si lo hacía, iba y me la volvía a poner”

*Anduve con una actriz de TV y salir en la noche a un antro o bar era un pedo, porque cuando las viejas la reconocían y volteaban a verla un chingo, ella juraba que era a mí a quien veían. Entonces la cabrona se prendía y la hacía de pedo y terminaba por llevármela del lugar.*

*” ¿Por dónde empiezo?

– Porque no me puse SU apellido en mi nombre de Facebook

– Porque salía con mis compañeros del trabajo, y se la pasaba mandándome mensajes todo el rato

– Porque no lo iba a visitar a su trabajo (siendo que a esa hora yo también estaba trabajando)

– Porque había tenido otros novios o salido con otras personas ANTES DE CONOCERLO (y nunca lo superó, siempre se le venía ese pensamiento con cualquier cosa, en la calle, viendo una película, haciendo lo que fuera)

– Porque me arreglaba y usaba ropa que me favorecía (un día me hizo drama en una tienda, porque me probé una falda)

Y el redoble para:

Me fui de vacaciones con mi mamá y dos tías, se enojó y me amenazó con que si me subía al avión terminábamos, luego se pasó al papel de víctima y se excusó diciendo que yo no estaba pensando en él, que qué iba a hacer solo 4 días.”

“En alguna ocasión viajamos a un lugar que yo quería ir, en ese momento ya no tenía memoria y le pedi que tomara las fotos él y sólo porque no subí una foto de manera inmediata con él borro todas las fotos de mi viaje.”

 

A nivel emocional las personas con celos patológicos desarrollan sentimientos negativos hacia el entorno con el que se relaciona la pareja es decir, sus amigos, sus familiares, compañeros de trabajo, hacia sus gustos y aficiones personales.

Sienten desconfianza y también puede generar trastornos como ansiedad, depresión y la irritabilidad continua con explosiones de ira incontenible.

 

“Yo tenía un ex novio que el 14 de febrero quería que faltara a la universidad para “pasar tiempo con él ” le dije que no y comenzó toda una pelea extrema de gritos que terminó conmigo en el piso, con 3 patadas en el abdomen, sangre en mi cara y sólo pensaba “este hijo de perra ya me rompió la nariz”. Con mucho miedo me toqué la cara y noté que no era mi sangre sino la de él que “quiso controlarse de no pegarme más ” y le pegó a la pared. La peor parte fue que sus hermanos mayores (en ese entonces tendrían 22 y 24 años) vieron todo y no hicieron absolutamente nada porque “no quise faltar a la escuela como él me lo había pedido amablemente ” terminó todo en que su mamá llegó y me llevó a la universidad en su coche mientras me daba mil razones por las cuales su hijo era bueno y sólo me amaba demasiado para estar enojado por no querer pasar más tiempo con él.”

“Se encelaba de mis videojuegos, una vez el había comprado boletos para un evento de juegos y el mero dia del evento me hizo venderlos por que hizo un drama de que solo le hacía caso a mis juegos y además queria coger a huevo”

“Mi pareja vivía en otro estado y cada fin de semana me trasladaba para poder vernos. Dejé de practicar mi actividad favorita todo el tiempo que estuvimos juntos pues se enojaba si llegaba tarde aún cuando debía viajar por carretera y regresar el mismo día a mi casa. Si viajaba por trabajo, me hablaba obsesivamente reclamándome que seguramente yo le estaba siendo infiel como todas las demás personas que conocía lo hacían, y quería saber que hacía en cada momento. Me terminaba a distancia pues daba por hecho que yo estaba acostándome con alguien cada que viajaba o no podíamos vernos.”

“Estábamos en Durango de vacaciones tras manejar horas desde Mazatlán. Habíamos quedado de ir a algún bar pero cayó dormido; al despertar (casi medianoche) le dije que si prefería mejor dormíamos porque habíamos tenido un viaje muy pesado. Me comenzó a armar drama culero por celos al punto que preferí salirme del hotel a caminar . Llegué en la madrugada y estaba dormido. Luego me despertó con lo que creí era sexo de reconciliación pero no, se levantó a bañar y siguió sin hablarme.

Dato cultural: él ya me había engañado y, aunque lo negaba, yo lo sabía perfecto. Regresamos de ese viaje sin hablarnos… y un par de semanas después lo troné.”

Las consecuencias de los celos con nosotros mismos pueden llevarnos a padecer trastornos como ansiedad, depresión irritabilidad y dificultad para controlar la ira con la pareja y con el entorno. Sensación de pérdida de control sobre la relación, sentimientos de culpabilidad y una perdida gradual de la autoestima. Y nos paraliza para cualquier otra actividad que no sea estar cuidando a la pareja.

Las consecuencias para la otra persona suelen ser sentimientos de frustración, distancia emocional con la pareja, miedo a las reacciones del otro . Sentimientos de confusión sobre la adecuación y la idoneidad de sus conductas, necesidades y deseos personales que les hace desarrollar emociones de culpabilidad.

Y viene un estira y afloja cabrón. Uno pone distancia pero quiere a la otra persona, pero la otra persona nos aleja, tenemos miedo,  caemos en la trampa, nos pedimos perdón, andamos con cuidado pero al final lo más saludable es HUIR. Es que la neta, que hueva. Les dices que los quieres, les dices que son los más guapos, los más especiales, y nunca NUNCA es suficiente hasta que te hartas. Nunca ganas.

Estar en una relación no significa estar en una jaula de oro. Al contrario. Haces lo posible porque el otro esté tan contento que sienta que es su lugar bonito y seguro contigo.

Es normal y natural tener amigos y amigas. Algunos son amigos de antes de que incluso llegara la pareja. Hay gente con la que se convive a diario, como en el trabajo o la escuela. Tienen afinidades, gustos en común, mil cosas que hacen feliz al otro o a nosotros mismos.  Es NORMAL que alguien más les atraiga. Es normal que no quieran decirte todo lo que piensa, hacen, digan y tengan planes diferentes. Es normal, y está bien.

Hay que querer incondicionalmente, y eso incluye querernos a nosotros mismos lo suficiente como para no depender de que alguien más nos idolatre. Dar el 100% de nosotros mismos para estar satisfechos con eso. Al final de eso se trata el verdadero amor. Ser feliz por amar, no por lo que recibimos.

Hay maneras más saludables de demostrar el amor. Y si, el ego es mal consejero y cuando los celos  de la otra persona aparecen y tu eres el idolatrado,  te engolosinas. Pero ¿Y luego? ¿Qué sigue? ¿Hacer sentir mal al otro, obligarlo a esforzarse? ¿Estancarse?

El tiempo no lo podemos regresar. Si la cagamos con alguien que nos interesaba y no pudimos resolverlo, pues que sea un punto clave para aprender. Ni modo, a la mala. Pero aprendan. No todo está escrito.

 

¿Están pasando por algo así? ¿Creen que los celos al contrario, son buenos? ¿Sienten que los celos los sobrepasan? ¿Creen que su vida está en peligro?

 

Gracias a todos y todas los que participaron conmigo. Que bueno que huyeron.

 

Escríbanme a LaNori13@genmagazinemx.com y cuéntenme en qué puedo ayudarlos.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.