Dios es amor, Dios es misericordia, Dios es todopoderoso, Dios es omnipresente, Dios está aquí, qué hermoso es. El Dios al que yo le rezo por las noches no necesita intermediarios, y sé que me escucha y que algo más grande que yo me protege.

Claro que creo en Dios, por cuenta propia aunque mi mamá es ministra de iglesia  y estudié en una escuela católica por 12 años.

El Instituto México Primaria y el Centro Universitario México,  aunque me dejaron traumada por la cantidad brutal de canciones de iglesia que jamás podré olvidar, he de reconocer que hicieron una gran labor en inculcarnos la fe en vez de obligarnos a creer.

Si, nos soplábamos misas semanales, rezábamos de pie cada clase en español e inglés,  nos llevaban de campamento católico, y la celebración del Rosario Viviente en octubre parecía fiesta municipal auspiciada por narcos.

Pero lo que nos enseñaron que era Dios, fue muy bonito. Nos enseñaron la historia de la religión, la historia universal con geografía, nos enseñaron bases de ciencia y nunca negaron la biología. Realmente yo si me quedé con la idea de que era una persona bondadosa, con enseñanzas y apertura.

La pasé de la verga muchas veces, claro que si. Mis amigos que empezaban a definir su orientación y gustos sufrieron. Fueron señalados, acosados, y si ustedes estudiaron conmigo, tendrán recuerdos de ello. Pero ¿quiénes eran los que estaban ahí fregando? MIS COMPAÑEROS. No era Dios, eran los humanos. Los maestros eran raros, pero nunca escuché que dijeran algo respecto a la orientación o preferencia genérica. Mis compañeros, reflejo de sus casas, reflejo de la ignorancia arraigada de años, de prejuicios noventeros y de que los niños somos unas esponjitas que creemos todo lo que se nos enseña sin chistar, si, somos preguntones pero hay cosas que nos inculcan de a huevo y no reparamos en ellas hasta muchos años después (algunos, porque todavía hay gente que jijos mano…)

Una de esas ideas que tenemos impregnadas en la mente, como cancioncita de comercial de la SEP que nos decía que en febrero son las inscripciones, es que la iglesia católica y la comunidad LGBT están peleadísimas, y que todos nos vamos a ir al infierno por todo.

En ningún momento se pronuncia Jesús sobre prácticas sexuales o la relación amorosa entre personas de mismo sexo. Más bien demuestra a lo largo de su vida la necesidad de renovar y actualizar las relaciones entre las personas. Aunque tengo muchos comentarios sobre la representación de la mujer y un chingo de quejas sobre como lucra la iglesia,el fanatismo, los abusos sexuales, y todas esas cosas que no harán que vuelva a pisar una iglesia nunca.

Lo que la biblia sí dice es que todos TENEMOS que amar a nuestro prójimo sin importar cómo es.
La biblia también dice que el amor de Dios hacia todo ser humano es sin límites, sin condiciones, sin excepciones, siempre y en todas partes.

La homosexualidad como orientación afectiva y sexual es desconocida en la biblia, la compilación de escritos que exponen diferentes maneras de ver y creer la vida de Dios y su pueblo para los católicos. Si hay historias como la de David y Jonathan (Libros de Samuel y de Crónicas), de Ruth y Noemí (Libro de Ruth), o del centurión y su siervo (Lucas 7), que sutilmente nos hacen creer que son personas que tenían relaciones homosexuales. Aparte, recordemos que ningún texto biblico se escribió en español o en inglés, entonces la interpretación de la reinterpretación traducida de la re-traducción también puede hacer de las suyas. No existe, ni ha existido, ni existirá traductor alguno de la Biblia que no sufra también de los prejuicios, presuposiciones y limitaciones de su cultura, de su sociedad y de su religión.

En la biblia si se llega a mencionar e incluso se condena el acto sexual entre hombres que se entiende como penetración anal y desperdicio del semen, la semilla sagrada. Esta semilla sagrada debe pasar del hombre a la mujer como acto de procreación porque estaban preocupados por repoblar Israel. De ahí viene que varios autores y apóstoles se refieran a las relaciones homosexuales como «anti naturales». El sexo si viene de la mano con el acto de procrear, siempre beneficiando a otros sectores más que a otros, como con el matrimonio.

Conflicted Catholics: Consciences wrestle with church actions on ...

Los textos que hablan por ejemplo de la historia de Sodoma (si, de donde viene la palabra sodomía o sea penetración anal) habla del pecado y el abuso en contra de la hospitalidad del pueblo. Fue hasta el siglo XI que por beneficio político e ideológico se hizo el match entre el pecado y la homosexualidad, hablaba de los hombres afeminados que renovaron las abominaciones que se habían ya largado de la región, y eso hablaba más de la prostitución que se practicaba según para estar más cerca del pueblo, ya que se realizaba en los templos. Otra vez nos quedamos perdidos en la traducción (suena horrible en español), ya que los afeminados de los que se hablaban era de «prostitutos» y «prostitutas».

Justo el fin de semana veía «Queer Eye» en Netflix y el primer episodio de la quinta temporada habla sobre un pastor homosexual. Incluso le dicen «Pastor giiiirl» y esa fue una señal literalmente divina de que esto que les escribo tiene un propósito.

De ninguna manera justifico o apruebo las prácticas del hombre terrenal como «enviado de Cristo»  y no estoy ciega ante años de ignorancia y fanatismo. La barbarie, la intransigencia de la imposición de culto, el negociazo que la fe mueve.

La religión cristiana tiene el mayor número de creyentes en el mundo con un nada humilde 31.4% de la población mundial, seguida por el islam con un 23.2 % y el hinduísmo con 15%. Por lo que creo que Dios, mi Dios, al que yo le hablo sin intermediarios, sin grandes parafernalias ni rezos rapeados a gran velocidad, se preocupa más de saber que estoy haciendo algo bueno al día. Neta, no soy tan importante como para que de verdad se preocupe por si me encanta ponerme lencería verde para coger, o que me guste que me filmen haciendo sexo oral, ni mucho menos me está juzgando cada que me masturbo. A lo mejor si mis ancestros están viendo como busco videos de shemales con viejitos o se burlan cuando me pedorreo dormida, pero Dios seguramente tiene otros millones de personas a las que vigilar.

Más que saber si recé 15 Padres Nuestros, o si me sé el credo de memoria, o le confesé realmente arrepentida a un señor en una cabinita algo que le valió verga, o si no comí carne durante cuatro semanas, a Dios le importa si mis acciones están dañando o nutriendo a otros. Si yo estoy haciendo un cambio por mi entorno, si estoy moviéndome por la vida protegida por la idea que tengo de Él como un calorcito en el corazón más que una amenaza contínua. Hay días en los que lo único bueno que hago es saber que dejé comida y agua en la puerta para animalitos callejeros, hay momentos en los que proactivamente hago una campaña de difusión para alguna causa que me mueva, otras veces solamente escuché a alguien, o dejé de ser mala onda conmigo y solo agradecí.

Por eso mismo tenemos el libre albedrío. Aquí y ahora, es más, si no quieren pensar en religón. Acción, reacción. Karma, correspondencia, you name it. Vivir no es como un examen extraordinario que pasas solo por esforzarte en el último momento.

Cuando estoy sintiéndome la muy muy por no ser ese tipo de creyente que se persigna cada que pasa por afuera de una iglesia pero que anda engañando a su pareja, o del que tiene cuadros y figuritas religiosas en su casa pero se anda tranzando el dinero de sus empleados, las doñas que rapean el rosario pero solapan que sus hijos sean asaltantes porque se benefician de ello y se chingan lo de la tanda o el dinero que les dan de apoyo, yo solita me digo a mi misma «cállate cabrona porque tu le has mentido a tus papás, te has puesto hasta el dedo de borracha y arruinado fiestas, has hecho daño a propósito y has atentado contra tu vida mil veces» y si bien no puedo hacer nada por ese pasado, lo que si me quedó como enseñanza es a enderezar mi camino. No soy perfecta, ni aspiro a serlo, pero es la magia de ser humano. Mi pasado no me define, y si hago de mi presente algo virtuoso y feliz, mi futuro será mucho mejor.

Por supuesto que existen creencias y religiones como personas hay, de ninguna manera soy una experta teóloga y seguiré investigando con todo respeto y apertura.

Existen muchísimos grupos de apoyo LGBTTTIQA católicos y cristianos a los que pueden acercarse sin miedo para aclarar sus dudas, para formar parte de ellos o para que su fe y su corazoncito estén en paz y de los cuales he aprendido mucho.

  • Cristianos Queer
  • Comunidad Cristiana Reformada Diversa
  • Católicas México
  • LGBT + Católico
  • Red Católica Arcoíris
  • Global Network of Rainbow Catholics
  • Diario de un Cristiano Gay

El mensaje es el amor, no perseguir a quien ama distinto a nosotros. Al final, el único criterio que Cristo usará para juzgarnos será nuestra compasión (o falta de ella) hacia otros seres humanos. Todo lo que hagamos o no por los necesitados lo hacemos al mismo Cristo.
La homosexualidad, la bisexualidad, la transexualidad y otras expresiones no nos condenan ante Dios, sino la falta de comportamiento compasivo hacia los demás.

Sigamos festejando la diversidad. Recuerden que no están solos, no están solas. Aquí en Gen Magazine, todos tenemos un lugar.

¡ÚNETE AL MOVIMIENTO!

Te invitamos a que seas parte del movimiento, usando el hashtag #EnCasaPeroLibres, que nos cuentes tus experiencias, que puedas alzar la voz con nosotros y también si necesitas a alguien que te escuche, necesites un abrazo, una guía o para realizar alguna denuncia, no dudes en escribirnos a contacto@genmagazinemx.com también si requieres algún asesoramiento psicológico conmigo en lanori1369@gmail.com 

El equipo de Gen Magazine está con ustedes. Nadie está solo. #EnCasaPeroLibres

#EnCasaPeroLibres

Sobre El Autor

Godinette pura sangre de día. Sexóloga todo el tiempo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.