Triste momento para la que se supone es la segundo estado más importante de México, al aprobarse una reforma de ley que permitirá a doctores negar el servicio medio a la comunidad LGBT+, practicar un aborto o alguna actividad que no sea acorde a su pensamiento, para hacer valer lo que ellos llaman la objeción de conciencia. 

“La objeción de conciencia es el derecho consistente en la negativa a realizar determinados actos o servicios derivados de una orden de autoridad o de una norma jurídica cuando éstos contradicen los propios principios éticos o morales,” anuncia en un comunicado el congreso local del estado.

La propuesta hecha por la Comisión de Salud (y dizque) atención a grupos vulnerables consideraron reforma la ley estatal de salud, en la que medicos, enfermeras o prestadores de salud podrían negarse a atender un caso o paciente que no comulgue con sus valores, ética o religión, sin que ello pueda significar una sanción legal o violación a los derechos civiles de la persona.

La reforma fue promovida por el diputado con licencia Juan Carlos Leal Segovia, del Partido Encuentro Social (PES) y curiosamente presentada por María Guadalupe Rodríguez Martínez, del Partido del Trabajo (PT).

“El personal médico y de enfermería que forme parte del sistema estatal de salud podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta ley”.

La objeción de conciencia aplica solamente para casos que no sean emergencias, ni si el paciente está en peligro de muerte, de acuerdo con la reforma.

Según la diputada de «izquierda» Rodríguez, otras instancias que han adoptado la objeción de conciencia son la Comisión Interinstitucional de Enfermería, que propuso e integró un Código de Ética para Enfermeras.

Con información de La Jornada. 

Una Respuesta

  1. Arturo Estrada

    independientemente de las leyes que rigan en cada región , yo creo que el valor humano y moral radicará en cada uno de los profesionistas de la salud, para cumplir sus funciones. Recordemos que los médicos hacen un juramento. Cabe destacar que incluso en las regiones donde es una “obligación “ el prestar un servicio médico, a quien fuere, Todavía existen personas homófonas . Pero bueno , más que nada hay que recordar que nuestra cultura es doble moral .

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.