Cuando desperté, la soledad todavía estaba allí.

sb5¿Alguna vez has escuchado frases como “Aprende a disfrutar de la soledad” o “Es en la soledad cuando logras conocerte a ti mismo”? A mí me fastidian esas gastadas líneas porque me parecen falsas, quienes las recitan tienen el descaro de pronunciarlas desde el confort de la compañía.

Y no es que la soledad sea mala, simplemente no estamos hechos para vivir en soledad, somos humanos y la compañía y el amor son esenciales para nuestra existencia. ¿A quién no le gusta sentirse acompañado? ¿Quién detesta el cariño? ¿Hay alguien que odie el ser tratado con gentileza? No lo creo.

Es por sentirnos que solos que emprendemos un viaje en la búsqueda del amor y es también por sentirnos solos que terminamos por ensimismarnos. Buscamos por fuera eso que tenemos al lado porque no nos basta con el amor de la familia y amigos, queremos más, satisfacer ilusiones inventadas.

sb4Pero estoy seguro que pese a todo tienes en tu vida al menos a una persona que daría todo por ti, una persona que no le importaría buscarte a las 2 am en su auto o cancelar una cita importante con tal de verte. Quizá no seamos amados por millones de personas pero siempre hay alguien, siempre, y aun así nos sentimos solos (pese a no estarlo).

El amor que tanto esperas llegará a su tiempo pero quítate esa venda llena de promesas y desilusiones que te impide observar con claridad las maravillas que te rodean, se más agradecido por el amor con el que ya cuentas porque al final del día el amor no te olvida, tú te olvidas de él, y es por ello que estás solo.

Corazones rotos todo va a mejorar.

Salvador
Facebook – Youtube – Instagram – Twitter

Sobre El Autor

Fue en mayo del ’94 cuando descubrí que no estoy solo, nunca lo estuve, pese a ello 7670 días después decidí tomarme 3120 horas para la búsqueda del indicado, y mi vida tomó un nuevo rumbo. Mientras espero mi turno soy un explorador de la vida que día a día averigua el funcionar de esta. Estudiante de psicología social que espera salvar al mundo (Dicen que en el nombre va la “penitencia”). Psicodramatista en “Jugando con mis emociones” y Youtuber en “ExtraOrdinola”. Teatrero frustrado. Sensible, libre (o al menos eso quiero creer), con calidad de estrella, original e impertinente. Creo en las sombrillas amarillas y en el amor, creo en los caminos de ladrillo y creo en ti. Si es será y si no fue por algo pasó.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.