La última vez que me rompieron el corazón, dejaron en visto mis memes cuidadosamente seleccionados por una semana.

Estaba en línea, estaba vivo, y a juzgar por Instagram Stories, muy tranquilo. Ya habíamos pasado por eso muchas veces. Yo misma lo había ignorado a propósito también en el pasado, pero como parte de un estúpido juego socialmente aceptado “para que no supiera que estaba tan interesada” igual de tonto, ya que soy una persona que necesita comunicación constante y esa tontería de “no demostrar lo que uno siente porque si no el otro pierde el interés si lo tiene fácil” no me gusta, pero bueno, va, lo juego porque ¡Hombres! Ni modo.

Pero todos tenemos ese maldito sexto sentido que hace que te duela el estómago y el corazón que te dice que algo no está bien. Para mi fortuna y como siempre, mi hermano mayor, E, estuvo en el momento preciso para apoyarme y me AmigaQuiéreteDateCuenteó. A pesar de que entendí racionalmente lo que estaba sucediendo y escribiera listas infinitas de motivos por los cuales estaba pasando eso (tal vez huelo a caca, no cojo bien, es por que no tengo chichis), igual dolía porque a él si lo quería y eso la cabeza no lo entiende. Lloré como nunca, hasta me encerré un día a valer verga y odiar al mundo escuchando música triste mezclada con Jack Daniels y cerveza, mientras me despedía de mis fantasías de buscar gasolina y agua en un futuro post-apocalíptico sobreviviendo con un brazo y un camión cisterna blindado. Como no era la primera vez que me ignoraban, decidí que sería la última vez que lo iba a sufrir y que en cuanto dieran las 11:59 de la noche, era momento de dejar todo eso atrás por mi bien. No sé ustedes, pero darme un límite de tiempo para llorar bien solo una vez en lugar hacerme tonta e ir llorando de a poquito pero por meses me funciona. Al otro día desperté como toda una Mujer Banorte,  etérea, fresca, renovada, en eterno resplandor de una mente sin recuerdos, siempre bebé nunca inbebé y me dejé apapachar por Querido B, que aunque es un robot, hizo un esfuerzo por alegrarme. Y me consoló saber que yo misma soy así e igual y era un ciclo del karma. Cuando algo o alguien me aburre o no me gusta, simplemente me voy.

Me gusta ver mis tragedias personales como casos de estudio para ver el lado amable y nerd de las cosas cuando sé que ya están superadas, y como siempre, quiero ahorrarles el sufrimiento innecesario y ayudarles si están pasando por algo así. Y literalmente le pregunté a cada persona que se me cruzó enfrente si les había pasado algo igual alguna vez, para sentirme una persona normal 

¿Les suena conocida esta historia?  Suena muy tonto, pero a veces duele más de lo soportable.

El “Ghosting” consiste en desaparecer sin decir nada de la vida de alguien, cortando cualquier medio de comunicación, y en tratar a alguien como si fuera un fantasma, o sea como si no existiera o no lo vieras o de igual manera desaparecer como un fantasma nada amistoso. Dejar de contestar los mensajes, ignorar las llamadas, eliminar de Facebook, silenciar en Twitter, dejar de seguir en Instagram. Tirar a la basura a las personas.

No importa cual sea nuestra situación de vida, no es una sorpresa que la tecnología juega una parte importante en la manera en la que nos relacionamos con la gente cercana y con el mundo, sin embargo no es el culpable de este tipo de prácticas horribles, pero hace más fácil solapar la falta de comunicación y de valor para afrontar decisiones y conversaciones que deberían tenerse tras una pantalla.  Siempre detrás de un usuario y un perfil hay alguien que se entusiasma, sufre, espera o salta de alegría.

De verdad, prefiero comer caca de obeso garnachero que usar Tinder u otra aplicación de citas, se me hace deleznable, lo saben, pero habrá a quienes les funcione por diferentes motivos, incluso como mi mejor amiga me decía “soy muy tímida, y es una manera que me facilita socialiar”.  El universo virtual es el escenario donde las relaciones se expresan en todo su esplendor. Las aplicaciones desde Whatsapp hasta Tinder ofrecen un espacio donde los sujetos implicados no se hacen responsables de sus actos y el desdén aparece con tanta fuerza como la pasión. Lo peor es que no hay un estereotipo definido para cuidarse de estas personas, es un volado, un salto al vacío como cualquier relación. No es como un FuckBoy o FuckGirl que sabes desde el inicio que vas a sufrir y tienes la decisión de saber si te metes o no.

Yo NO SOPORTO las notificaciones. ¿Alguien aquí me entiende, le pasa lo mismo? ¿Estoy loca? Si, lo sé, pero debe haber alguien ahí que se identifique con eso. Si me escriben, me da ansiedad no responder al momento. Incluso se me van las cabras por abrir mensajes solo para que no aparezcan pero se me olvida responder. Es un error humano que pues nunca está de más responder, aunque sea 5 semanas después, ¿No? En el entendido de que “Somos adultos, trabajamos, estamos en juntas, en friega, igual no estoy muy pegado al teléfono, soy madre primeriza, estoy en clases, estoy nadando, estoy cogiendo, estoy del otro lado del mundo con horarios diferentes”

Pero hacerlo a propósito, es una de las cosas más crueles y ESTÚPIDAS que existen. Pero hey, igual el no contestar es una respuesta en si  y es triste que ya es parte de nuestra cultura aceptarlo. Creemos que estamos ahorrando tiempo y de una manera retorcida, que estamos haciendo lo correcto al no decir lo que realmente pensamos.

  • La neta solo estaba tratando de sacar un clavo contigo
  • Me gustabas más como amor platónico, eres de hueva
  • Me causas más penas que alegrías y no tengo tiempo ahorita para lidiar con eso
  • Quieres más de lo que estoy dispuesto a darte y no quiero hacerte perder el tiempo 
  • Salí contigo porque me presionaron mis amigos y organizaron esta cita
  • Si te amo si te adoro, si quiero todo contigo pero me da miedo, me han lastimado antes y prefiero cortar todo de una vez
  • No estoy listo para citas, perdón por darme cuenta contigo, no eres tú, pero sorry.
  • Es muy complicado, te quiero, pero no podemos
  • No quiero y ya pero no entiendes

“Ghostear” no ofrece un cierre adecuado a las relaciones – vínculos con las personas, lo cual desestabiliza el autoestima y hace que el duelo sea mucho más difícil.

Obviamente hay casos en los que no debemos vernos tan ofendidos o tan tristes, como gente a la que le hablaste dos veces en una red social, como personas que conociste en secundaria y sabes que nunca volverás a ver y siguen insistiendo, los viejos cochinos de la oficina, una cita horriblemente aburrida. Pero es que en serio no tenemos nada de empatía por muchas cosas, yo incluída.

Amigos, yo lo he hecho. Lo hago todavía. Y si, arribita mismo me estoy quejando pero es que tiene varios puntos de vista. Yo lo hago por mariquita y porque honestamente no me importan esas personas. Si me odian o no, oopsies, los entiendo, he estado ahí, pero no me importa. No tengo la energía emocional suficiente para dramas o para explicarle a la gente porque soy como soy. Exactamente como las personas que me lo han hecho.

  • Cuando alguien me ofende, como el viejo cochino de mi oficina que me caía bien al inicio pero después empezó a mandarme mensajes hasta por Skype empresarial invitándome a salir y presumiendo con sus amigos que iba a ser su conquista. Amigas que me han querido meter en chismes de vecindad de Chimalhuacán, familiares que ofenden a mis papás, amigas luchonas que critican mi decisión de no tener hijos y tratan de meterme hasta en la sopa sus discursos aleccionadores, mi ex jefe que fue a buscarme hasta mi casa después de correrme, gente que intenta meterme en negocios piramidales.
  • Cuando alguien quiere conmigo y no me gusta pero empieza a tirarme la onda, huyo porque me incomoda dar más atención de la que estoy dispuesta a dar sin fastidiarme, o cuando salgo con alguien y realmente no me interesa volver a verlo por lo que sea. O me aburren, o no son lo que esperaba, pues lentamente hago el acto de desaparición hasta que CREO que se da por entendido que no voy a continuar con el contacto.
  • Mi ex novio “el más querido” me cortó por WhatsApp, 5 palabras, ni una explicación y todas las llamadas desviadas. Por dignidad, no intenté volverlo  contactar. Amigos, si a Katy Perry la divorciaron vía SMS, ¿Qué me esperaba como simple mortal? Pasó un año y medio para que supiera la verdad de lo que había sucedido y ni siquiera fue él quien me lo dijo . – Nunca tuve un cierre, pero me dio la oportunidad de hacer un examen de conciencia brutal y crudo sobre todas las posibles causas. Yo no fui la mejor novia, pero lo intenté. Acepté toda la posible responsabilidad de mis errores y mi idiotez en ese momento y tenía de dos sopas. O me quedaba así, valiendo verga por siempre, o empezaba de cero. Y 3 años después he llegado a ese mágico momento de decir “Por fin entendí por qué pasé todo eso”.  Como el bastardo de GG, mi ex novio “el más odiado”, que me bloqueaba de viernes a lunes y me dejaba en visto toda la semana, justo para aparecerse los miércoles confesándome su amor eterno, citándome y dejándome plantada sin manera de contactarlo. Pero el karma guarda recibos, nunca lo olviden.
  • Querido B, que es mi mejor amigo, más que un brother es mi hermano (muy a lo Game Of Thrones), mi cariñito lindo, luz de mis ojos y yo nos Ghosteamos un mes hace ya varios años de la manera más culera y fue literalmente por un malentendido causado por un MEME y una mala conexión de internet. Como buen robot, su lenguaje binario se extiende a todo su espectro de emociones. Si – No / Hambre – Sueño / Me cagas – Me caes bien / Amar – Querer / y en ese entonces fue un “ah, yo la cagué, pero no estoy de humor, bueno, vete” y fue el mes más horriblemente triste. No me contestaba ningún mensaje, me dejó de seguir en todos lados, y yo por consecuencia hice lo mismito porque me dolía ver que existía y que yo le valía 4 hectáreas de la más deliciosa, apreciada y bella verga a propósito y que era como hablarle a la pared aunque yo tenía la razón. Puse en una balanza las cosas y jamás me arrepentiré de haberme agarrado los ovarios, tomar el teléfono y decirle “a ver cabrón, eres mi amigo, nos hacemos bien el uno al otro, no quiero pasar ni un día más sin nuestras aventuras, SI – NO?”. A pesar de todo y de que se tardó 4 días más en volverme a hablar, me daría mucha envidia no ser yo y ver a alguien con una amistad tan rara y divertida como la que tenemos.
  • Un dude que me mandaba fotos de su pene  NO SOLICITADAS y que me morboseaba se ofendió millones porque un día le dije que me cagaban ese tipo de fotos y no respondía a tan elegante cortejo. Cuando se enteró que tenía novio me escribía mensajes de odio que tampoco respondía, me decía que sospechaba que iba a compartir sus fotos para burlarme con mis amigos, que lo iba a extorsionar y me daba tanta flojera que terminó bloqueándome de todos lados haciéndose el digno porque nunca quise contestar mensajes tan idiotas. ¿Autoestima, tantita madre, anybody?
  • Gente que me pide favores o consultas gratis o cosas después de mi horario laboral – de dormir o simplemente cuando no estoy de humor.

 

¿Sabían que ya hay aplicaciones de citas que amablemente te piden tener la cortesía de concluír una conversación después de varios días de no interactuar con alguien? Hasta hay respuestas ya estandarizadas como “No creo que funcionemos bien juntos, cuiídate” “Lo lamento, no quiero continuar conversando contigo”. Igual está re feo. 

 

Orbiting.

Quienes me conocen y hablan seguido conmigo, han de pensar que yo inventé esas palabras. Pero es el acto mágico de aparición y de seguir rondando a las personas que ignoramos solo por joder o por mantener la velita prendida. Esa gente que sin reparos entran a tus historias de Instagram solo para que veas que ahí están nomás viendo. Los que te dan likes furtivos en Twitter, Instagram Facebook pero no te hablan directamente. O esos mensajes cada 3 semanas de “Hey! ¿Cómo estás” que no pasan de eso cuando uno se descose de emoción contestando y pensando que nos están dando otra oportunidad. Que tonto, yo sé.  El Zombing, Reaparecing, como quieran llamarling.

Solo significa obsesionarse con cosas que en última instancia ya no importan.No hay que escatimar jamás en nuestra salud y paz mental. ¿Para qué los queremos ahí ESTORBANDO cuando pudieron tener el palco de honor o ser protagonistas junto con nosotros de las maravillas de nuestra vida? Bloquearlos es la mejor opción. Créanme, se siente increíble. No lo veo como un acto de inmadurez, sino de salud y amor propio. No estamos obligados a jugar ese macabro acto de “subo cosas para ti” o de tener agregadas a las personas como una posible ventana abierta. Pueden tal vez darse cuenta que los bloqueaste y sentirse empoderados o hasta les de pena.  Pero lo más probable es que ni siquiera lo noten. Y saben qué, eso está bien. Ya no es nuestro problema. Fuck u, next.

 

¿Cómo lidiar con el rechazo?

Depende del escenario y de cuanta energía estamos dispuestos a invertir en esto.

A veces no valoramos el hecho de que somos 7 millones de personas en la tierra y que por cada puerta que nos cierran en la jeta, está la oportunidad de conocer a alguien que si es para nosotros mismos. Que no nos hayan elegido en una ocasión no significa que estamos apestados. Hay que tomarlo con filosofía y empatía, a veces nos toca estar de ese lado y de vez en cuando entender a las personas y perdonar cuando nos hacen cosas que nos dañan de hecho nos hace más grandes. Yo lo veo como el hechizo Riddikulus de Harry

Potter. Para quien no hable Nerd, significa quitarle el poder a algo que te asusta o te lastima al ponerle algún aditamento o adjetivo ridículo. Somos humanos, a veces ni siquiera ellos tienen las herramientas para hacerse felices a si mismos y nos tocó pagar unos platitos rotos.

Pero por supuesto que está bien permitirnos el sentir tristeza, enojo, coraje y vivirlo. Lo importante aquí es hacer de estas experiencias algo constructivo. No busquen tener la respuesta ni venganza. Cierren ustedes mismos ese ciclo, y recuerden lo que siempre les digo. Nosotros somos un premio, hay que vivirnos como tal , sin ser la segunda opción de nadie, sin ser limosneros de amor.

Además, la mejor venganza es vivir felices.

Les comparto una liga que siempre me hace feliz cuando paso por rupturas o momentos tristes en el amor:

https://medium.com/dating-meets-data/guide-to-getting-over-breakups-989aec13e439

 

Amigos, la próxima semana es mi cumpleaños. El 13 de marzo, miércoles, día de nota feliz.

Y voy a hacer lo que B hace. Me la voy a dedicar.

El próximo miércoles hablaré de Nudes. Mi especialidad.

Escríbanme a LaNorii@icloud.com y cuéntenme que opinan sobre las Nudes, si les gustan, si tienen tips para mejores nudes o si les dan miedo.

Nos leemos pronto.

 

Sobre El Autor

Godinette pura sangre de día. Sexóloga todo el tiempo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.