Corea del Sur es una de las naciones más prósperas de las últimas décadas, su expansión es tal que se le considera “el milagro económico del este asiático”, además, su cultura está presente en una gran parte del globo a través de su música, dramas televisivos y demás productos comunicativos.

Hoy en día, cientos de jóvenes soñamos con vivir un tiempo en el atractivo país o al menos visitarlo, aún mejor, tener una pareja coreana, sin embargo, si formas parte de la comunidad LGBT o eres una chica, quizá deberías pensar dos veces hacer eso último.

Y podrás decir: “Vamos, no inventes, ¿has visto las rutinas de skincare de los coreanos, lo delicados que son? Ellos hasta se maquillan, esos hombres no podrían ser machistas.” Lamento decirte que estás en una equivocación, la masculinidad coreana es una perfecta ejemplificación acerca de que el género es un constructo social y es distinta en diferentes áreas geográficas.

Los rostros inmaculados de los jóvenes coreanos no les quitan los estigmas. La comunidad LGBT y las mujeres coreanas, viven bajo una opresión cultural muy fuerte. Si alguna vez has visto un drama proveniente de ese bello país, te habrás dado cuenta de lo común que es la sumisión femenina allí, que si bien son dramas ficticios, sí nos permiten conocer la interacción social; ni hablar de las personas LGBT que son invisibilizadas e incomprendidas.

La experiencia de una mexicana desde Corea.

Andrea Montoya, una chica mexicana que realizó su intercambio en Corea, nos comparte su experiencia en aquel país. Ella resalta que a pesar de no ser un lugar donde te acosan e insultan por ser tú y expresarte como deseas, sí te segregan.

Cosas que en Latinoamérica son completamente comunes, como que las mujeres usen blusas donde se ven sus hombros o no hablen bajito (sumisas), allá les dan muy mala fama. Un amigo de Andrea, abiertamente gay, de intercambio también, fue advertido acerca de comunicar su sexualidad, muchos allá se asombraban de que él no sintiera “pena” por su orientación sexual.

A Andi le parecía triste ver que a un chico coreano cuya expresión de género tenía inclinación femenina, le criticaban y presionaban para ser más masculino, nos cuenta que lo sigue en instagram y de ese que conoció, al parecer no queda mucho, para ser funcional, se tuvo que tornar menos él mismo y más un hombre promedio.

Intentos de visibilidad. 

En el 2014 se estrenó en el país asiático, el musical The Pride, que ayudó a preparar el terreno para la aceptación de las personas LGBT, la puesta en escena presentaba la historia de amor entre dos hombres, Phillip y Oliver en 1958 y otra pareja con los mismos nombres en 2008.

El director Kim Dong Yeon, declaró en una rueda de prensa por su estreno, que se sentía optimista sobre que las personas pudieran verla y ser más empáticas.

Hon Suk Chun es el nombre de la primera celebridad que declaró ser gay, en el año 2000, lo cual fue tomado muy mal, le cerraron todas las puertas y fue así como salió de la industria del entretenimiento durante 10 años.

En el 2010, Hon logró volver a los medios televisivos y con un programa de temática gay llamado Coming Out, donde ayudaba a otros gays y sus seres queridos.

También en el año 2000 fue celebrado el equivalente del Pride en Corea del Sur, llamado Korea Queer Culture Festival, donde acudieron solamente 50 personas; a pesar de que año con año hay más asistentes y mayor apoyo, el camino a recorrer es aún mayor que en muchos otros países con un menor desarrollo.

También anualmente hay protestas para solicitar la cancelación del festival por considerarlo “inmoral y perverso, algo que seguro arruinará a las familias con sus antivalores”, en palabras de manifestantes entrevistados en la edición del 2019 en el canal de YouTube AsianBoss.

Corea del Sur es un país fantástico y alucinante, cuyo desarrollo social y económico contrasta con los prejuicios que oprimen a sus habitantes. La esperanza reside en las nuevas generaciones, que podrán cambiar para bien esta lamentable situación.

¡Hey no te vayas! Tal vez pueda gustarte ¿Qué onda con el K-Pop?

No olvides también seguirnos en Twitter @GEN_Magazine 

Sobre El Autor

Intento encender velas en vez de maldecir la obscuridad. Amo las nubes y las palabras. Estoy aprendiendo a vivir y algún día seré Hokage, ¡de veras! ॐ 🎷❤️📷 Tw/Snap/Per/Ig: IsAnimAlex Ig de fotografía: @iPhoxtography #Phoxtography Página de mi fundación: facebook.com/cafesacatlan

Artículos Relacionados

3 Respuestas

  1. Diana Gisela Soriano

    Excelente nota amiguis Alex, siempre tan interesantes tus notas.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.