La mayoría de las veces hablamos de las cosas que hacemos o dejamos de hacer para resultar atractivas a alguien. Pero no nos detenemos a pensar cuáles son las cosas que realmente les resultan poco o NADA atractivas.

#10 Cuando estamos borrachos

Ver a alguien borracho resulta poco atractivo para cualquiera. Nadie disfruta verte tambaleando, en el suelo o vomitando en cada esquina. Ni hablar de la sensación que produce ver a alguien totalmente desconectado porque ni siquiera puede ponerse en pie.

#9 Cuando estamos histéricos

Escuchar gritos desenfrenados resulta molesto y poco atractivo. Con sólo imaginar que varían entre el nerviosismo, la tristeza y los alaridos… definitivamente no resulta atractivo para ninguna persona.

#8 Cuando somos negativos

La negatividad es poco atractiva, sin importar que se trate de un hombre o una mujer. Así que cuando para todo tienes un punto de vista pesimista, nadie te vera atractivo.

#7 Cuando somos impacientes

Somos impacientes por naturaleza, pero cuando llegamos al extremo, sin darnos cuenta, perdemos todo nuestro atractivo. ¡Desde las pequeñas a las grandes cosas!

#6 Cuando actuamos como adolescentes

Cada cosa a su edad, y si la adolescencia ya pasó a su tiempo, no se puede volver atrás. Tirarse en el sofá para hablar sobre cuánto te emborracharás en la fiesta, y toda las locuras que pretendes ser capaz… mejor que nadie te vea, porque no lo hará con buenos ojos.

#5 Un mal cambio de look

Admitamoslo ¿cuántas veces no queremos ese look que todos traen y corremos a hacernozlo aunque no nos favorezca?

Hay que tener cuidado con los cambios de estilo.

#4 Las mentiras

Las mentiras son un rasgo muy poco atractivo para una persona, y que lo nieguen, es aún peor.

#3 Cuando somos los sabelotodo

Cuando actúas como si lo supieras todo, sin importar que te digan que en realidad es un error, resulta irritante. El ser incapaz de escuchar a los demás antes de hacer afirmaciones.

#2 Cuando buscamos llamar la atención a toda costa

Existen maneras y maneras de llamar la atención, pero cuando lo hacen constantemente, y no de la mejor forma, resulta desagradable.

#1 Cuando pensamos que podemos hacer lo que queremos

Cuando una persona está gritando a la entrada de un antro o llama constantemente a su chico para que haga cosas que el tranquilamente puede hacer, también resulta desagradable.

¿Alguna vez hiciste alguna de estas cosas? ¿Qué opinas del listado?

¡Cuéntanos!

Sobre El Autor

Somos GEN Magazine, un medio digital enfocado a la nueva GENeración LGBT+ Estamos basados en Ciudad de México y siempre abiertos a cambios en la época del internet.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.