Nadie nos prepara para lo que pasa después del “Y vivieron felices para siempre”.  Ninguna princesa te dice cuanto tiempo esperar para poder cagar sin pena en casa cuando vives con alguien, ni como organizar un presupuesto para los servicios de luz, agua, gas, predial, internet, comidas, transportes, despensa, gastos extras… cada mes. No te dicen que en la luna de miel tienes más nostalgia y ganas de llorar que de coger pero no es porque no ames a tu pareja con todo tu ser.

O que una boda es un contrato legal  que cuesta mucho, mucho dinero y no te lo organizan los animalitos felices del bosque que en teoría te hacen tus vestidos con cortina. 

Mis papás vivieron en unión libre más de 25 años y se casaron apenas hace 4 por cuestiones de seguros, papeles y beneficios legales. Y para mi, ese era el parámetro del compromiso y del amor. “No necesito un papel para demostrarte que estoy contigo al 100%”. Y jamás quise ni pensar en casarme. He ido a cientos de bodas y me fastidian.

Amo el chupe gratis, odio la comida de boda, la interacción social con más de 5 personas me causa ansiedad e incomodidad y tengo una malsana necesidad de llevarme toda la mesa de dulces (#HijaÚnica). Aparte que con lo que gastas en una boda te puede ir de viaje o ahorrarlo para cosas que sirvan.

Más rápido cae un hablador que un cojo y como todos saben, me casé hace poquito con mi novio de toda la vida, X. (Girl, si digo que alguien es mi mejor amigo, es porque eso es y nada más, compermisa).

En México, el matrimonio es la unión libre de dos personas – P E R S O N A S -(esas mamadas del «matrimonio igualitario me cagan, todos tenemos el derecho de unirnos con quien se no antoje sin importar  para realizar la comunidad de vida, en donde ambos se procuran respeto, igualdad y ayuda mutua.

Me casé feliz, enamoradísima, consciente y sin una sola duda. Me convertí en aquello que juré destruir y tuve que luchar contra mis propios prejuicios. Y hoy quiero compartirles todo eso que no te dicen sobre casarse, sin pelos en la lengua y a calzón quitado.

Porque neta toda la presión a la que te ves sometida cuando eres la novia es HORRIBLE y un carácter mediocre te puede costar mucho dinero y distraerte de lo importante.

NO KAREN, NO TENGO PORQUE BAJAR 23 KILOS ANTES DE MI BODA. No me voy a matar de hambre por un vestido de $10,000 pesos que usaré UNA vez. Mi marido me ama, me adora, está loco por mi y se casaría conmigo aunque usara un costal de cemento Tolteca.

Ni tampoco es algo por lo que deberías huir o tener miedo. «SoY AléRgIc@ Al CoMpRoMiSo, NEl yO nO Me vOy a CaSar» Neta, ¿al chile? Lo peor que te puede pasar es divorciarte. Toda esa gente que se cree amante indomable y que no puede comprometerse porque perderían su vida y su tiempo, no veo su fila de admiradores ni los veo cogiendo a diario ni sus millones de euros.

 

LAS BODAS SON UN NEGOCIO

 Mi cuota de “Mujerez” me da una vez cada dos meses y en esos 5 minutos me divido entre decir “ah que bonito está ese bebé, si yo tuviera un hijo se llamaría Bruno como Batman y sería una mamá tatuada buena onda” y “ayyyyyyyyy si algún día me caso, me encantaría que fuera de negro todo, pero solo civil” por lo que mi visión sobre las bodas era absolutamente pesimista.

Yo siempre pensé que si llegaba el momento de casarme, iría con mis papás al registro civil para saliendo celebrar con chelas y pizza junto a las personas que siempre apoyaron mi relación.

Cuando X me propuso matrimonio de inmediato supe que mi idea mágica de ir en pantalón jean y cara lavada al registro civil estaba más descartada que la idea de caminar en falda de noche por Chimalhuacán. Su propuesta incluyó meseros coludidos, un show de La Casa de Papel, regalos de los demás comensales y sentirme novia de narcotraficante enculado por toda una noche. Él viene de una familia enorme que hace comidas de mínimo 50 personas, y en mi caso solo somos 3 humildes misántropos que nos engentamos en un Seven Eleven y mis hermanos son mis amiguitos adoptados que tienen sus propias familias locas, hijos únicos también.

Yo amo a ese hombre con todo mi ser, tanto que ¿Para qué seguir esperando? Él siempre quiso una boda con fiesta, y afortunadamente muchísima gente ha estado a nuestro lado apoyándonos por lo que decidí que a nadie le hacía daño y podría ser una idea maravillosa si la hacíamos correctamente. Realmente estamos tan bien comunicados que fue realmente un «Ok, ¿Cuándo? ¿Cuánto queremos gastar? ¿Cuánto necesitamos ganar para vivir mínimo un año sin pedos después de la boda? ¿Tú tienes tu dinero? ¿Sin deudas, ya tienes todo listo? Avísame cuando me mudo» y ya.  Pero yo tenía solo dos condiciones:

  1. Solo me iba a casar por lo civil
  2. Me iba a casar de negro

Yo me juré a mi misma que nunca sería una Bridezilla (las novia ensimimadas que se transforman en monstruos gritones y berrinchudos que destruyen su entorno por el hecho de organizar una boda) y me dediqué a ver videos en YouTube de un programa llamado igual (Bridezillas) para prevenirme de lo que podría pasar. Spoiler alert, mi marido fue el Groomzilla aquí.

Entré en una conocida página de bodas para saber dónde iniciar y se me cayeron los calzones de ver los precios de las cosas.

ADMIRO muchísimo a las personas que hacen bodas hermosas y enormes en jardines de Cuernavaca, en salones bellísimos, colegios antiguos. Pero en mi caso la meta era el matrimonio, no la boda.

De repente me vi envuelta en Bodas.Com diciéndome que si no gastaba 100,000 pesos en un vestido Le Pupú corte imperio y daba un banquete de 5 tiempos o lanzaba mariposas al caminar al altar, era una fiesta más. Sin contar los $4,000 pesos de las invitaciones que ni para limpiarse la cola sirven.

Que la renta de un jardín eran $70,000 pesos sin música, sin decoración, sin comida. Si Chelito Dominguez Beauty Studio no me peinaba y maquillaba por $6,000 pesos, iba a ser la novia más fea.

Si no tenía una despedida de soltera en Playa del Carmen por $ 17,000 pesos por persona (mínimo 4 personas), pantuflas bordadas, blanqueo anal, un coro de niños cantando «Color esperanza», mesa de dulces con fuente de chocolate, centros de mesa con peces beta, bar de donas, cócteles con mezcal Ajúa reposado, cabina de fotos con gorritos pedorros, DJ Erwin Anfayer amenizaba la boda y le daba un Pug a cada invitado, entonces no me había casado.

Como cada que me pedorreo saco dinero, obvio la renta de la iglesia, las flores, las amonestaciones y charlas pre matrimoniales más el pago de derechos a tesorería se pagaban en mi cagada antes de bañarme.

Porque después de 8 horas de fiesta OBVIAMENTE habilitar una casa se hace solito. Las mudanzas las hacen los pajaritos que cantan en la mañana, el súpermercado lo paga la tía que no has visto en 4 años pero que fue a robarse el centro de mesa, el plus one de tu compañera de secundaria que anduvo de jeta todo el día por supuesto que te ayuda a organizar tu cocina, y toda la gente que invitaste, por la que pagaste un boleto de $1,000 pesos y solo fue a empedarse,  comer (y a juzgar) se turnan para ayudarte a pagar el teléfono, te dan dinero para gasolina de dos semanas o para pasajes, para tu comida godín, el gas, el agua, sus buenos deseos son como cocaína que te levanta cada que tienes que despertar para irte a trabajar un poco antes porque ahora son dos personas arreglándose en la mañana y dos rutas distintas.  ¿La renta, hipoteca, préstamo de vivienda, ahorros para el retiro? ¿A quién le importa si al final pagaste $10,000 pesos en flores que ni pelaste, no te vas a llevar a casa y se marchitarán en dos días? Yupiiiii 😀

Tengo la sospecha de que Bodas.Com, NoviasHumildes.mx, WeddingTime.net y demás páginas de planeación de bodas trabajan con el FBI. Nomás entras a fisgonear y de repente te mandan mil correos, te llaman por tu nombre y te acosan hasta que cedes en contestarles.

 

Así es que después de balancearme sobre mi misma encerrada en un closet con el teléfono en modo avión, y decir «Vale pura verga, yo quiero casarme pero no así!», vino la mejor planeadora de eventos del universo y otras dimensiones:

Mi mamita.

Ella se dedica a hacer todo tipo de eventos, bautizos, bodas LGBTTIJKLNOPQ, congresos, fiestas de fin de año Godinez, cursos de lavado de cerebro para empresas multinivel, despedidas de soltero, primeras comuniones, coffee breaks con galletitas para sectas satánicas, entre muchas cosas más. Entonces mi boda negra no iba a ser un problema.  Nos hizo una propuesta a X y a mi junto con un presupuesto feliz que no desfalcaba a nadie

Mi parámetro para invitar gente fue contundente. Quiero solamente a mis mejores amigos ahí. ¿Estuvieron ahí para mi cuando lloraba a las 3 A.M. recolectando mi corazoncito y mi dignidad? ¿Han leído, contestado y borrado mensajes  por mi? ¿Estuvieron a mi lado estos últimos meses? ¿Conocían a mi novio y se llevaban bien con él? ¿Siento bonito invitarlos o pensar en invitarlos es un loop infinito de «Chale es que si le invito va a pasar esto», «No sé si decirle», «Es por compromiso nomás» «Si le digo, va a decirle a tal pero no quiero invitar a esa persona y se va a armar el pedo»?  ¿Gastaría $ 1,000 pesos en esta persona? ¿En 10 años que vea estas fotos querré que siga aquí en mi vida o si se va me dará gusto haber pasado este día con esa persona?

El costo de una boda civil en la ciudad de México al día de hoy es $ 1,260 en las oficinas del Registro Civil. La celebración de matrimonio a domicilio cuesta $ 2,595.50 más los honorarios del juez.

Los documentos que uno necesita son:

  • Copias de credenciales de elector vigentes
  • Comprobante de domicilio no mayor a 3 meses
  • Curp de ambos
  • Solicitud de matrimonio
  • Pago de derechos en la página de la tesorería.

Y de una boda humilde pero bonita, échense $ 1,000 pesos por persona ya incluyendo desde el mágico DJ, la comida rica, los tragos, los recuerditos, los adornos y cosas que si puedes llevarte a casa y reusar mil veces.

Mi mejor amiga fue la mejor dama de honor del universo y me di cuenta que Bridezillear es estúpido porque puedes encargarte de tu propias cosas sin necesidad de que los demás paren su vida para servirte. Yo solo le pedí su amo. Todo lo que me dio fue con gusto y propia convicción. Algo azul, algo prestado, organizar la despedida de soltera que yo siempre quise porque me conoce y . Fui a miles de despedidas de soltera, he ido al Woman’s Club, y antes de casarme vi los suficientes pitos como para saber que el de X era con el que me quería quedar, entonces solo quería una pijamada con mis amigos.

Mi vestido me costó menos que una ida al cine en sala humilde incluyendo el combo Hot Dog con Icee «sabor azul», cabello y el maquillaje lo hice yo. Girl, soy asquerosamente coda, pero neta, repito, se trataba sobre el matrimonio, no la boda.

Creo que sentir que no cumplía con todas las tradiciones y compraba todo lo que me ofrecían me dio más ansiedad que otra cosa. Yo no quería salir en revistas ni tener mil fotos en Instagram. Solo quería casarme con mi mejor amigo.

Y mi boda fue PERFECTA, llena de amor, risas, y la antesala a una hermosa vida.

EL DUELO ES REAL

Por supuesto que es una etapa de mucho amor y felicidad. Pero la realidad es que también se termina una parte de tu vida como la conoces.

El decirle adiós a momentos de mi vida a los que aún me aferraba, sin importar que fue para iniciar una nueva aventura donde también soy amada y cuidada es de las cosas más dolorosas que he experimentado.

He vivido sola, he vivido en pareja, he tenido a la más maravillosa roomie del universo y siempre supe que podía volver a casa de mis papás, dormir de vez en cuando ahí y quedarme semanas para estabilizarme económica o emocionalmente. Pero salir de la mano de mi esposo y con mi gatita para solo regresar a saludar me dejó pensando con mucha angustia si había sido una buena hija.

No me fui de la casa peleada a gritos  o dando portazos, no me salí embarazada y obligada y mucho menos me escapé con la primer persona que pude porque me trataban mal en casa. Hice muchísimos trabajos con mi terapeuta y escribí chingos de carta. Algunas eran despedidas y otras solo eran para sacar lo que sentía. Ya en papel no sonaban tan catastróficas esas situaciones y lo único con lo que me quedaba era con el «todavía estoy a tiempo de corregir mis errores y ser la mejor hija, hagámoslo».

Al final del día, sigo siendo su única hija y siempre me amarán.  Honestamente, con el tiempo se quita ese sentimiento y estoy absolutamente segura y tranquila de que la relación con mis papás está mejor que nunca. Y me hace feliz pensar que aunque nunca me faltará algo, ahora pueden volver a ocuparse únicamente de ellos.

Despedirme de mi vieja yo, amistades, una época que me hizo infinitamente feliz y me destrozó el corazón.  Pero honestamente es lo mismo que querer ponerme mi ropita favorita de cuando tenía 15 años. Incluso la ropa que usaba hace 2 años ya no me queda a la medida. Porque he cambiado. Porque he crecido. Porque de tanto putazo ya le hice hoyos a todo. En vez de remendarlo para revivir días de gloria pasada o aparentar, es mejor aceptar que el cambio es lo único constante y que es hora de usar ropa de niña grande y a la medida. Ya no me escondo en ropa extra grande ni me pavoneo en ropa entalladísima para calentar huevos.

ADORO la vida en pareja. Porque como siempre he dicho, en una relación existen 3 personas. Tú, yo y nosotros. Cada quien necesita tenerse al 100% para poder COMPARTIRSE al otro. Cada uno debe tener su propia vida, gustos, obligaciones e identidad.

No me estoy mimetizando en mi pareja. No es un matrimonio forzado ni una cortesía diplomática. Yo lo veo como dos reyes haciendo una super potencia. El es un rey por si mismo y decidió formar un nuevo reinado a mi lado compartiéndose y exigiendo exactamente lo mismo.

Cuando no tienes que encargarte de terminar de críar al otro, o de llevar todo el peso de la relación, ser porrista perpetua te queda todo el tiempo del mundo para amar a manos llenas y hacerte responsable de tu propia felicidad y tu vida. Es como “mija, tenga su cuarto de juegos, escritorio para escribir, dinero para sus gustos, tenga lienzos y pinturas, tenga todo el tiempo que quiera, yo me encargo de ir a mi propio cuarto a hacer lo mismito y ya cada uno sabrá si lo aprovecha para crecer felizmente o si nomás queríamos terminar de distraer nuestra carencias emocionales”.

Amo estar sola y hacer cosas por mi propia cuenta. Ir al cine, a conciertos, largarme de una fiesta o evento sin despedirme a la hora que quiero. Y aún puedo hacerlo, y no se tiene que pedir permiso, solo avisar porque #México.

Algo que funciona muy bonito es enseñarse como hacen el súper, el quehacer, que compran, sus horarios y demás rutinas para ver en que coinciden y en que pueden adaptarse, o en que ninguno de los dos funciona y encontrar el punto medio al respecto.

¿Y el sexo en el matrimonio?

Bueno, yo siempre estoy caliente. Para mi solo existe UN matrimonio ejemplar que tengo como parámetro y no bajaré mis expectativas para poder lograr que el mío sea como el de Morticia y Gomez Addams. Girl, se aman, se idolatran, tienen sexo todo el tiempo, se apoyan, son buenos padres pero siguen siendo como novios aunque son «raritos» son increíblemente felices. ESO es lo que quiero. Y vivir de negro toda mi vida.

TODOS te avientan expectativas o tradiciones al aire pero nadie te explica paso a paso que hacer. Como en la noche de bodas. Te obligan a comprar un ajuar para que el novio o novia se deleite contigo y creen que uno tiene más experiencia que el otro para dirigir el placer de esa noche o esa relación.

Saber que después de un largo día de trabajo, gimnasio y cargar con tanto éxito, puedo llegar a casa a ver a mi persona favorita y la que más me gusta en este mundo para coger hasta que los vecinos nos callen, es una maravilla. En vez de caer en la soberbia de «Hola, soy terapeuta sexual, soy inmune» es un «Me puede pasar como a los demás». Ojalá fuera un festival de sexo duro todos los días, pero hay muchas cosas más que me llenan de una relación.

Si, la monogamia y la fidelidad sexual son una utopía, pero todas las relaciones tienen sus reglas. Si depositamos todas las expectativas en una sola persona, vamos a salir de la verga. Al igual que negociar no significa que alguien no nos llene. Hay que ser flexibles y realistas para lograr el éxito y la felicidad.

Pero hay algo hermoso en el saber que una persona con la que vas a poder experimentar todo lo que quieras con confianza y respeta. Que hay que seguir ganándote su deseo con mente y cuerpo. E incluso después del sexo, se va a quedar contigo para ser tu equipo en todo.

Cuando empiece a fallar esa área, vengan conmigo. Para eso estamos los sexólogos.

Y… ¿Vivieron felices para siempre?

LA NETA, SI.  No sé si para siempre. La vida no la tengo comprada, solo tengo hoy y lo que pasó ayer ya fue. Pero las relaciones y el orgasmo se trabajan.

Miren, aún no puedo cagar en mi nueva casa. Afortunadamente tengo un trabajo Godín que me permite ir al baño limpio a la hora que se me afloje el mastique con la única preocupación de que si traigo orquesta anal, tengo que hacer mis piecitos hasta atrás para que no me reconozcan.

Poo-Pourri Before-You-Go Toilet Spray 2-Ounce Bottle, Royal Flush Scent by Poo-Pourri

Pero el invento que cambió mi vida se llama Poo-Pourri, que es un spray que le echas a la taza del baño antes de tirar el cake que forma una capa de aceites que detiene los malos olores y cuando le jalas al W.C. despide los olores lindos del producto. No es echarle perfume a la caca como cuando justificas al Fuck boy que te dejó de hablar o comprar películas pirata. Es diferente. Es libertad en una botella.

Lo venden en Bed, Bath and Beyond o en Amazon. Pruébenlo. No se arrepentirán.

Una de mis quejas sobre el feminismo es el hecho de que se luchó para poder acceder a trabajar y ser independiente económicamente. O sea si, la verdadera libertad es la financiera. Pero pues ¿No me podrías sacar de trabajar? El sueño de mi vida es ser una esposa trofeo y solo preocuparme por verme bonita y leer revistas, vivir en Yoga Pants, cuidar a mis gatos, desayunar con mis amigas, hacer fiestas y ser feliz.

Es broma. Amo trabajar. Amo el dinero. Lo suyo es mío y lo mío es mío.  Me aburriría mucho después de un tiempo, pero no me desagradaría mucho dormir unas horas más.

Yo fui muy clara. No hago quehacer, no lavo ni un plato, tomo mucho, fumo mucho, pero soy buena cargando cosas pesadas y organizando cosas. Hablar de dinero, hablar de horarios, miedos y demás cosas mucho antes de la boda ayudan mucho a empezar una nueva dinámica entre los dos. Mostrar sus cartas y expectativas son la clave. No para cumplirlas al pie de la letra, pero al menos no nos sorprendemos.

Y me emociona muchísimo la idea de formar mi propia familia. X, mis gatos, nuestros perros y yo. Soy absolutamente Child-Free y si en algo soñé siempre es en ser DINK (Double Income No Kids) (Doble Ingreso No Hijos).  X lo sabe desde hace años, desde que estamos comprometidos se lo dije todos los días. Yo nunca, bajo ninguna circunstancia tendré hijos. Y él tampoco. Preparándome para el futuro, si algún día tiene la necesidad de dejar un legado y arruinar su vida, sabe perfectamente que yo no se lo voy a dar ni tampoco voy a detenerlo. Mi legado al mundo son mis risas, mi huella de carbono, mi magia, mis futuros libros y el bien que puedo hacerle a los demás aquí y ahora. Ya les hablaré de mi postura ante la maternidad. La respeto profundamente, pero no es para mi.

Mis únicos consejos al día de hoy, son:

  • No se endroguen con bodas extravagantes
  • Vivan con su pareja antes de casarse
  • COJAN muchísimo con su pareja antes de casarse
  • NO LE HAGAN CASO A LAS EXPECTATIVAS DEL MATRIMONIO QUE VEN EN PELÍCULAS, EN MÉXICO O LO QUE VEN EN INSTAGRAM
  • No descuiden a su pareja en el proceso. No por querer apantallar lo desfalquen y tomen en cuenta lo que desea.
  • Aprendan a pelear de manera asertiva, con respeto. (Si quieren un post sobre eso, díganme)
  • No den por sentada a su pareja jamás, así sean novios, esposos, concubinos.
  • Hagan reglas propias para su relación
  • Deleguen obligaciones
  • Ahorren un chingo de dinero, en general.
  • Aviéntense, neta jamás van a dejar de conocerse y el mejor momento para hacerlo es HOY.

Yo seguiré experimentando.

Y seguiré compartiéndoles que va saliendo.

¡Nos leemos muy pronto!

Sobre El Autor

Godinette pura sangre de día. Sexóloga todo el tiempo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.