Para algunos, menos mal es equivalente a un “al menos…”, y se le utiliza así sin más, como para dar a entender que pese a todo, salvamos un poquito de nuestro bienestar e integridad, un golpe de suerte.

1-Menos MalPero si te tomas el tiempo y le lees reflexivo, es un bello juego de palabras. Siempre me ha gustado cuando se nos escapa un «menos mal«, da la sensación de que la vida mejora. Alivio de nuestras penas, menos mal en nuestra vida, más amor y más compañía.

Este gran mundo por ocasiones puede aturdirnos y no es para menos, la enfermedad del desapego y el ensimismamiento suelen estar presentes, basta con observarnos, nuestra reactancia ante los estímulos más delicados es propia de una vida en sociedad acelerada. Vamos por la vida dispuestos a atacar y sin embargo no somos más que peces fuera del agua. Somos humanos y el mal no es parte de nuestra naturaleza.

El mal nos sobra, menos mal es lo que no necesitamos y como diría la canción . . .

“Lo que el mundo necesita es amor, dulce amor.

Es la única cosa de la que nunca hay suficiente…”

What the world needs now

Amor para transformar no sólo nuestras vidas sino la de los que nos rodean y por qué no, hasta la de alguno que otro desconocido.

¿De qué va todo esto? Este es mi pequeño aporte, un granito de arena, gota del salado mar, porque para SER humanos (Otro juego de palabras) requerimos más amor y menos mal, y aun así, no basta, es momento de salir al mundo e inspirar.

Salvador

Sobre El Autor

Fue en mayo del ’94 cuando descubrí que no estoy solo, nunca lo estuve, pese a ello 7670 días después decidí tomarme 3120 horas para la búsqueda del indicado, y mi vida tomó un nuevo rumbo. Mientras espero mi turno soy un explorador de la vida que día a día averigua el funcionar de esta. Estudiante de psicología social que espera salvar al mundo (Dicen que en el nombre va la “penitencia”). Psicodramatista en “Jugando con mis emociones” y Youtuber en “ExtraOrdinola”. Teatrero frustrado. Sensible, libre (o al menos eso quiero creer), con calidad de estrella, original e impertinente. Creo en las sombrillas amarillas y en el amor, creo en los caminos de ladrillo y creo en ti. Si es será y si no fue por algo pasó.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

  1. Jair González

    Bastante creativo e interesante, sin embargo difiero con un de tus aseveraciones, o tal vez yo lo leí desde otro contexto, lo que me lleva a preguntar.
    ¿El mal no es parte de nuestra naturaleza?

    Responder
    • Salvador Ordinola

      El mal no es parte de la naturaleza humana, te recomiendo leer «Los manipuladores de cerebros» de H. Schiller.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.