El Museo de Política de Drogas o Museum Of Drug Policy es una exposición pop-up temporal organizada por Open Society Foundations la cual destaca cómo las políticas de drogas influyen y dan forma a las comunidades, esta exhibición de arte visitará la Ciudad de México este fin de semana.

Este impresionante museo temporal contará con más de 80 piezas diseñadas por más de 26 artistas que provienen de diferentes partes del mundo, en los que destacan 12 mexicanos, todos unidos bajo la temática de como las fallidas políticas sobre las regulaciones de las drogas han resultado en la muerte y destrucción de comunidades y familias.

Como bien lo saben, las regulaciones en estos términos han sido fallidas en México y dan como resultado en la muerte y destrucción de comunidades y familias. El Museo de Política de Drogas arroja luz sobre estos temas, elevando las voces de los más afectados y ofreciendo soluciones esperanzadoras para el futuro.

El museo estará abierto a todo público en la calle de Lucerna 32, en la colonia Juárez, de 10AM a 9PM desde el viernes 4 de mayo hasta el domingo 6 de mayo. Después de pasar por Londres, Montreal y Nueva York, la exposición de la Ciudad de México será la cuarta parada en la gira mundial del museo.

Hemos visto la fuerza del arte y los artistas para humanizar temas complejos dentro de la política de drogas, salud pública y derechos humanos, ya que el museo ha viajado a comunidades de todo el mundo. Es conmovedor ver el arte y la cultura vibrante y dinámica de México reflejada en el Museo. Esperamos que estas instalaciones, fotografías y pantallas interactivas desencadenen conversaciones genuinas que cambien las políticas y salven vidas“, dijo Kasia Malinowksa, Directora del Programa Global de Políticas de Drogas en Open Society Foundations.

Por su parte, el artista Eduardo Olbes, que forma parte de la muestra del Museo, afirmó sobre sus piezas “mi deseo es cuestionar, incluso ridiculizar, todo el proceso: nadie escapa ileso: los que compran, los que venden y especialmente los gobiernos, condenados al fracaso en su suposición de que la prohibición de algún modo conducirá a la erradicación. Este trabajo no es apologético ni proselitismo: simplemente apunta a lo que está sucediendo.

La exposición de tres días contará con debates interactivos y talleres con expertos en justicia penal, en salud pública y derechos humanos, así como activistas por la justicia social y artistas.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.