En México y el mundo, los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ han sido cada vez más violentos y frecuentes, solapados por una sociedad llena de intolerancia y discriminación que nos deja como presa fácil

Según la organización letra «S, los crímenes de odio han marcado este último año como el más violento con 117 asesinatos.

En el último lustro, alrededor de 441 personas de la comunidad LGBT+, fueron víctimas de violencia homicida.

Las apps de ligue y el after son algunos puntos vulnerables para nuestra seguridad, lo que hace de vital importancia cuidarnos entre nosotros.

Compartir tu ubicación y avisar con quien te encuentras a alguien de confianza puede salvarte de ser la siguiente presa…

Javier Eduardo Pérez

Localizaron sus restos semi-calcinados que tardaron tres días en ser identificados debido al daño recibido, con el se encontraba una bandera de la diversidad sexual y un mensaje de odio en una cartulina.

Javier salió el 19 de agosto de su domicilio en la alcaldía Coyoacán de la Ciudad de México; sus conocidos hicieron el reporte correspondiente al no saber de su paradero.

Lo hallarían horas más tarde en Cuernavaca, Morelos.

Jonathan Santos

Lo encontraron con un tiro en la cabeza después de asistir a una fiesta en Zapopan, Jalisco (uno de los estados más «abierto» en cuanto a diversidad sexual).

El conmovedor caso de Jonathan de 24 años, logró un fuerte movimiento en el país para exigir justicia a las autoridades por redes sociales.

Se investiga para determinar si fue un crimen pasional o de odio.

María Isabel Montaño

La “Educadora médica, fotógrafa, y revisionista de paradigmas”. fue localizada sin señales de vida en la carretera México-Cuernavaca, 10 días después de su desaparición.

Los medios informaron un posible crimen de transfobia o un probable suicidio debido a las supuestas sustancias localizadas en el cuerpo de la doctora.

Las víctimas más vulnerables han sido las mujeres trans en este sentido, con una esperanza de vida promedio de 35 años.

La discriminación y falta de tacto por parte de la autoridad, reflejan estadísticas poco precisas en estos casos, ya que determinan el sexo biológico y no con el que se identifican.

El 3 de septiembre, colectivos LGBTTTIQ se manifestaron con huelgas de hambre y suspensión de tratamiento antirretroviral, en las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) en CDMX y Michoacán, así como en la Fiscalías Generales Estatales de Veracruz y Chihuahua (FGE).

Brandy Cortez (Veracruz), Mireya Rodríguez Lemus, Patsy Andrea Delgado (Chihuahua), Julie Torres (Jalisco), Sam Morales (Puebla), son algunos de los nombres que se suman probablemente a los crímenes de odio en los últimos tiempos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.