Hace poco menos de un año, mi vida cambió por completo, pues algo que jamás creí que me pasaria, pasó y es que un diagnóstico de VIH +, lo cambia todo. 

Lo primero con lo que se lucha es con las creencias que se tienen acerca del virus, nos damos de topes con la pared, al no saber qué es lo que sigue. Lamentablemente, a pesar de tener información de lo que se escucha o se lee, seguimos luchando con las creencias internas y sociales que se tienen.

Y es que aún sabiendo que el tener VIH no es sinónimo de muerte, es uno de los primeros pensamientos que tuve, no quería morir, aún tengo mucho por hacer. No quería ser tratado diferente, por qué me seguía sintiendo el mismo de siempre, no quería que la gente temiera en acercarse a mi, que pensaran que por solo tocarme o abrazarme estarían en riesgo de contraer el virus.
Nota: hay únicamente 3 vías de transmisión:
1.- Por sangre
2.- Lactancia Materna o parto natural
3.- Sexual

Pensé en muchas cosas que no eran una realidad. Pensé en todas las veces en las que mi mamá me decía que me cuidara en  las personas que conocía que habían muerto a consecuencia de enfermedades que vienen acompañadas al SIDA ( ojo, nadie muere por SIDA) si no como lo dije por enfermedades que vienen a consecuencia de el Síndrome.

Pero para empezar ¿Sabemos cuál es la diferencia entre VIH y SIDA? La respuesta es muy simple

El VIH( Virus de Inmunodeficiencia Humana )es un virus, que como tal no con lleva a ninguna sintomatología, solo es un virus que está presente en nuestro cuerpo.

El SIDA ( Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) Es eso un Síndrome (Síndrome: conjunto de signos y síntomas). Esta es la etapa final del virus, cuando ya destruyó casi totalmente tu sistema inmune y empiezan a aparecer las infecciones oportunistas. En esta etapa el Virus empieza ya a tener síntomas .

Pero bueno, seguimos..

Aún hoy en día, sigo luchando con esos pensamientos.

Mi amigo solía decir que enterarte que vives con VIH es como tú segunda salida del clóset, y es muy cierto, ya que en ambas hay un proceso largo y fuerte de aceptación, primero, para contigo y después hacía con los demás

Y como es sabido, nadie puede ni debe obligarte a decir “soy 0+”. Eso lo harás tú en el momento en que sientas que es bueno para ti hacerlo

En el proceso de aceptación ocurren varios eventos y preguntas que día a día me sigo haciendo. ” ¿Estaré bien?, ¿Es cierto lo que mi cabeza tonta piensa?, ¿Por qué a mí?. Si me hubiese cuidado no me hubiera pasado”.

Después de tanto insistir, llegué a la conclusión de que mi tiempo de aceptación aún no termina.

Solo espero algún día poder encontrar la respuesta y la aceptación para poder seguir mi vida normalmente.

Apesar de que después de un muy corto tiempo de estar en tratamiento antiretroviral, recibí la noticia de ser “INDETECTABLE“….

Nota 2: INDETECTABLE: Los niveles de virus en la sangre sin tan bajos que es INTRANSMISIBLE. Eso quiere decir que te vuelves portador del virus, pero ya no lo transmites 

… Hoy en día sigo pensando que soy una persona que no debería tener relaciones sexuales, me prohibi sentir algún tipo de atracción sexual. Lo cual según especialistas es totalmente normal, ya que creemos que esa parte de nosotros murió. Pero esto es pasajero, dijeron.

Ahora lo único que falta es tener esa fortaleza para aceptar que vivo con el virus y que no se irá, y que aún así mi vida requiere continuar.

Que siempre habrá altas y bajas. Que hay un proceso de aceptación que requiero completar para volver a ser yo mismo, aquel niño que sonreía y disfrutaba al límite de la vida.