#LaPelidelaSemana

Ayer navegando en Netflix me topé con una gran sorpresa. Una película muy reciente, española. Escrita y dirigida por Carlos Vermut (2018). Un joven cineasta y gran dramaturgo. “Quién te cantará” es su nueva película y pues les quiero platicar porque deben de verla.

Haré una reseña y un poco de análisis y trataré de no adelantarles ninguna sorpresa. O sea que no habrá spoilers.

Dentro de los géneros dramáticos, entendamos dramáticos como todos los géneros, no lo que se denomina comúnmente como drama. Existe uno que es poco usual verlo en el cine. Y es que no es muy popular: La pieza.  

No es muy popular porque es un género pesado y no es muy fácil de digerir. Pero es un género realista que es tan profundo que llega a fibras personales muy sensibles. Este es el caso de “Quién te cantará”.  

La historia va de la amnesia que sufre una cantante, Lila. Su amiga y representante Blanca, que ha estado con ella por años, se apoya de la ayuda de una cantante de un karaoke, Violeta. Para que le ayude a recuperar su identidad pues se acerca una temporada muy importante de conciertos para Lila.

Violeta está en un momento de su vida en el que ha llegado a esa edad en la que fácilmente puede considerarse frustrada. Tiene una relación muy compleja con su hija Martha y trabaja de cantante en un karaoke de segunda.

Los cuatro personajes están de alguna manera interconectados por la música y es a partir de ella que pueden encontrar la salvación o su propia destrucción.

Ahora, la pieza es un género en el que los personajes, a diferencia de otros géneros, son personas comunes y corrientes. Pero hay algo que tienen en común los personajes principales de éste género y es justo esa línea muy delgada en la que del otro lado, sus sueños ya no se cumplen. Pueden incluso en el momento en que arranca la historia, que ya estén de ese lado. Lo que normalmente decimos “se les fue el tren”. Viven con la frustración ya aplastando su realidad.

Y es un poco el caso de Violeta, quién es el personaje principal. Pues tiene un sueño frustrado de ser cantante, solo que ahora que tiene la oportunidad de estar cerca de alguien a quien idolatra, tiene una última oportunidad para enderezar su camino.

Dicen que hay películas que no soy para todo público, y yo estoy peleado con esa idea. Porque aunque si bien no estamos acostumbrados a ver cine que no sea, por decir algo, tan comercial; A todos nos llegan las historias con personajes complejos, personajes que son tridimensionales, como nosotros. Con complejos y emociones que muchas veces no sabemos manejar. Y es por ello que este tipo de historias vale la pena conocer. Porque nos enseñan las decisiones que los personajes toman y de ellas nosotros también podemos aprender.  

No me quiero clavar mucho en la película, pues es una experiencia que vale mucho la pena. Me considero fan, la verdad, de Najwa Nimri. La recordaremos como la despiadada Zulema en Vis a Vis. Su interpretación de Lila es simplemente genial. Ella canta algunas de las canciones de la película, pero junto con la voz de  Eva Amaral, quién hace la voz cantante de Violeta. Se vuelve una experiencia musical increíble.

Eva Llorach interpreta el personaje de Violeta y lo hace con tanta intensidad que de verdad te pone la piel erizada. Las escenas con Natalia de Molina son de lo más memorable y mucho más intensas que pondrían a temblar al mismo Almodóvar.

El filme aborda como eje central la historia de Lila y de Violeta, pero los cuatro personajes femeninos están súper bien delineados. Nos habla de la liberación personal, de la forma en que cada uno puede cargar con temas del pasado y este nos pueden tanto hundir como servir de catapulta para elevarnos y dejar atrás todo lo que antes nos pareciera importante.

Con un estilo narrativo muy particular que podría recordar al cine de Ingmar Bergman o de Fassbinder y con actuaciones contenidas; de esas  que pareciera que nada pasa por fuera pero ves como por dentro cada una de las cuatro mujeres vive un infierno personal.

En fin, les recomiendo muchísimo este filme. En el que podemos simpatizar con los personajes si es que no nos relacionamos completamente con la situación. Es una película en términos de producción sencilla y sin grandes pretensiones pero con personajes súper memorables que fácilmente pueden darse un tú por tú con cualquier personaje de Almodóvar.  

Sobre El Autor

Cinco tazas de espresso, cuatro películas al día, un par de horas leyendo. ¡Qué bonito es soñar! Hablemos de cine, de todo tipo de cine. Lleguemos juntos al fondo del pantano o al hoyo del conejo. Amo el cine, la literatura, la música, en ese orden.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.