Hice un experimento y me salió de poca madre. Y no, el título no es un error de dedo ni un Chimalhuacanazo de cibercafé.

No creo en las aplicaciones móviles aunque tengo dos teléfonos y me da ansiedad no tenerlos en la mano todo el tiempo, literalmente duermo con mi teléfono en la mano.

En un lapso de 6 meses me rompieron el corazón 3 veces. 3 personas distintas. Y aunque a la larga uno se acostumbra (a la corta, no creo), llegó un momento en el que ‘me quedé así ira’ y ya no se puede salir del bache tan fácil. Pero no se preocupen, no los voy a aburrir con eso hoy. Al contrario, es una amable historia de como pasar del deséxito al éxito.

Tengo a los mejores amigos del mundo y una terapeuta excelente, pero ya me da pena contarles. Como no puedo irme a Disney cada semana ni huir de los problemas, y definitivamente no tengo ni un gramo de paciencia, decidí probar métodos alternativos que no incluyeran interactuar con alguien, clorhidratos, Jack Daniels ni una cabina de suicidios.

Uno de mis mecanismos de defensa es la racionalización, me consuela saber que no me pasan las desgracias solo a mi (y es mucho mejor cuando sé que a alguien le va peor). En una de esas madrugadas, encontré un interesante artículo que incluía el link a un aplicación llamada “MEND”. Como les dije, tengo cero paciencia y adicional el Communifaking (escribir mensajes falsos o hacer llamadas falsas para no pelar a los demás, tipo los vendedores de cupcakes o de vasitos de zanahoria en la calle, o a la hora de la comida Godín, etc.) es mi aliado, por lo que me puse a investigar más a fondo y la descargué, si me iba a distraer y aparte me iba a ayudar, nada costaba probar. Claro que les voy a contar todito.

Las frases motivacionales me dan hueva, ya sean del estilo en la que sale una Jenni Rivera de fondo y donde pisa leona no deja huella gata y si me caigo por pendeja me levanto por cabrona , o del estilo de una lady sosteniendo una rosa con glitter con fondo negro “No llores porque terminó, sonríe porque sucedió” “no dejes de sonreír porque no sabes quien podrá enamorarse de tu sonrisa” y mamadas así, entonces tenía miedo de que fuera a tratarse de algo de ese tipo.

O que saliera con consejos idiotas como “Ay ya, no estés triste” “¡No pienses en eso, déjalo ir”, “El tiempo lo cura todo”, “enfócate en ti misma” No shit Sherlock, ¿Cómo no se me ocurrió antes? que es el tipo de cosas por las que no quería hablar con nadie. YA SÉ QUE TENGO QUE HACER pero igual me duele y quiero arrancarme el alma y no puedo paar el puto tiempo pero necesito salir de esto YA.

Por si las dudas, encontré otras aplicaciones para experimentar y tenía en mente este lindo artículo, como lo peor ya había pasado y las situaciones ya no podían cambiar decidí divertirme y convertirlo en este hermoso momento. Y quedaron solo 3 a las que les doy mi absoluta y total aprobación y agradecimiento, aparte son las únicas que funcionan para sistema operativo Android e iOS y aunque una de ellas es extremadamente rosa, sirve para cualquier preferencia genérica y relación.

Mend (Mi favorita), creada por Ellen Huerta, es la única de esas aplicaciones que ya está en español. Es la más seria y apapachadora de las aplicaciones. Es como, descrito por la creadora “un mejor amigo que da buenos consejos” y te da buenas lecciones en tiempo real, como si estuvieras chateando con alguien.

Break-Up Boss (es INCREÍBLE, la adoro) creada por Zoë Foster Blake que tiene ilustraciones hermosas, lecturas, actividades y el mejor feature, un simulador – depósito de los mensajes y cosas que queremos mandarle a nuestro ex amor y que no -en teoría – debemos mandar.

Rx BreakUp es un programa gratuito de 30 días para olvidarnos de alguien haciendo actividades, creado por Jeeanine Lobell y Jane Reardon,

En  Mend y BreakUPBoss hay ciertos features que tienen costo.Yo soy extremadamente coda, pero para eso tengo una magistral solución. La tarjeta de crédito de mi ex ex novio. Ese useless piece of shit tiene problemas con las compras y dar tarjetazo pa’ todo, entonces cuando no quiero gastar en cosas pequeñitas, pago con sus datos. Es como una pequeña compensación por daños morales. De igual manera, el costo por más asesorías y por el beneficio que se tiene, son menos de 10 dólares, o sea, ni lo que yo cobro en terapia.

Todas estas aplicaciones tienen cosas similares como por ejemplo un espacio para escribir, sin embargo están encaminados, no es solo “querido diario” o “estoy enojada hoy por esto”. Todas tienen artículos a los que puedes acceder , historias de otros usuarios, y todas tienen un botón de emergencia, ya sea para que alguien te asesore en línea o algún contacto de confianza sea localizado, igual por si te da un ataque de ansiedad, de tristeza o un “domingo de bajón” y necesitas ahora si las frases de cabrona. La experiencia es muy diferente en cada una pero el resultado, es el mismito. Intenté darle una app a cada fracaso y a cada wey que me rompió el corazón, pero preferí hacer un solo monstruo de la ruptura, al final, el patrón y la causa son exactamente iguales.

Y un spoiler alert de cualquiera de estas 3 apps: NINGUNA te lastima o te hace ir a algún lado de tu dolor que sea realmente cruel. Yo que chillo y me deprimo por todo, he hecho todos mis seguimientos con una sonrisa o en su defecto, una cara Obama.

 

 

MEND:

Fue la primera aplicación que usé. Ingresé y me empezó a preguntar todos los datos que necesitaba saber sobre mi ruptura – dolor. Como un chat. Mi edad, mi preferencia genérica, el tipo de relación que tenía, hace cuando había terminado, cuando fue la última vez que hablé con la persona y lo más importante todo: el motivo. Vienen varias opciones para elegir, y ahí está la magia detrás de cómo esta app te saca adelante. Tiene entrenamientos diarios de menos de 5 minutos hechos por terapeutas, artículos, ejercicios y  todo relacionado a ESE motivo y se vuelve estúpidamente personalizado. Es mucho más fácil así, creo yo. Si algo me enferma en la vida es que me digan que hacer y pensé de primera instancia que iba a ser algo muy “Autoayuda” y que iba a estar con jeta el resto del training. No pude estar mas equivocada. Los he repetido hasta el hartazgo porque dice las cosas difíciles que luego no queremos escuchar de manera firme pero sin lastimarte ni culpar al otro. Y hace lo que normalmente evitamos. Trabajar en las pérdidas o en los fracasos. Lleva un registro diario de tu progreso, también puedes elegir actividades de autocuidado y sugerencias al respecto. Mi yo terapeuta (los psicólogos también somos humanos) ama esta app justo por el trabajo a consciencia y sanación que conlleva. De nada sirve esconder todo bajo el tapete y decir que uno está bien después de los putazos si no aprendimos algo. 

 

BREAK-UP BOSS

Si bueno, muy bonito el crecer y ser la mejor persona en la desafortunada situación de que te rompan el corazón. A veces solo necesitamos mentar la madre, llorar hasta hartarnos, explotar y sacar todo lo que llevamos dentro que nos está matando. Y esta aplicación nos ayuda a eso y a no llegar a ese horrible lugar de “ya la cagué” y encaminar nuestro dolor.  Tiene una ruleta diaria de emociones y opciones, desde el “Hoy ando chido”, “Me puse chipi”, “”hoy acaba de valer pito”, “me está cargando la verga” o mi favorita y peor enemiga personal “es domingo en la tarde y estoy valiendo madres, ayuda” o “estoy peda y ya estoy a punto de ceder”. De ahí te da opciones igual para actuar, un mini blog, pero más explosivamente, sin pelos en la lengua, así como su humilde servidora, y un botón de emergencia. Justo,  no te presiona a hacer cosas que no quieres o no estás listo a hacer y no se enoja si no sigues el consejo. Y lo importante, es que solamente se enfoca en ti, no te hace sobrepensar como “persona madura”. Te ayuda a reconstruirte y no te das cuenta hasta que un día borras la aplicación. Tiene unas ilustraciones hermosas, y los únicos “pero’s” que puedo dar al recomendarla en el año 2019 es que es demasiado rosa (puede interpretarse a que solo es para mujeres) y a que está en inglés. Aquí no se juzga la educación de nadie. Y como les decía, el plus mágico de que tiene un simulador de texteo cuando quieres comentarle algo a la otra persona, mandarle un mensaje en la peda, reclamarle algo, dejarle un like de emputamiento, echarle mierda a su nueva pareja y esas cosas que todos sentimos pero nos aguantamos. Es saludable. Y nos evita el drama y las órdenes de restricción mientras bajamos nuestra ansiedad. Aparte un plus es que adquiriendo la app la puedes regalar a alguien que la necesita.

 

Rx BREAKUP

Si más bien son saxofones sin sentimientos y quieren salir rápido sin meterle mucho coco y mucho esfuerzo, esta es la aplicación para ustedes. Es una aplicación hecha por terapeutas que hicieron un programa rápido de 30 días de autocuidado y seguimiento para superar una ruptura.Es muy sencilla y rápida de usar, también se encuentra únicamente en inglés.

No es posible adelantar los ejercicios y cada día te va dando una instrucción diferente “Borra tus redes sociales por 3 días, no stalkees o silencia a las personas en redes por 30 días” “escribe una carta de despedida breve aquí”  y cuando menos te des cuenta hasta el número de la persona habrás borrado, por lo que es un proceso de paciencia. Pero algo que recuerdo siempre es “No importa si el primer día fue el peor. Al menos ya no tienes que volver a vivirlo”

No por que sea día a día significa que es menos efectiva. Al contrario, te da más estructura para llevar el proceso de duelo a la perfección sobretodo si aún no lo procesas o realmente la parte emocional no es tu punto más fuerte, no como yo que soy un perrito y vivo con mis emociones a flor de piel. Hay días en los que no entendemos de donde viene el bajón, hay días donde queremos comernos al mundo y y hay días que nos arrepentimos de haber conocido a esas personas. Todo eso viene explicado con mucho mucho amor y cuidado para que no sea más de lo que podemos o queremos procesar en tiempos difíciles.

 

El gran resultado de este experimento es que me siento absolutamente feliz y liberada. Y creo que se nota.

Por supuesto que ninguna aplicación va a sustituir un proceso terapéutico profesional, PERO HEY, cualquier apoyo o paso que damos en los procesos difíciles es un gran logro y estas aplicaciones no son ni coaching, ni coco wash ni nada religioso o esotérico. Al final, es trabajo personal, y es muy valioso , no importando que camino elijamos, siempre y cuando sea con la intención de estar mejor.

¿Me voy a volver a dar en la madre algún día?

Absolutamente.

Pero sabiendo que tengo (TENEMOS) todo a la mano para los momentos que aún ni pasan, el no querer ser felices por el miedo a sufrir es un pretexto pendejo.

Entonce qué, ¿Vamos a ser felices o les da miedo?

 

Nos leemos pronto,

Pupi

Sobre El Autor

Godinette pura sangre de día. Sexóloga todo el tiempo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.