En la pornografía comercial, nadie suda, nadie se tira pedos, nadie se tarda en excitarse porque al parecer, el fontanero y la señora no tienen ninguna preocupación en la vida, a nadie le ha tocado tener un encuentro sexual con sus calzones más culeros ni nos hemos quedado viendo al techo sin gozar. 

Mi curiosidad por las expresiones gráficas de la sexualidad inició con las revistas Playboy setenteras de mi papá, algunas viñetas eróticas como “Las chambeadoras”, esperar a que se durmieran mis papás para ver chichis en Wild On en E! o Red Shoe Diaries en Golden.

También me encantaba correr al canal 99 a ver si alcanzaba a medio ver algo de acción, que duraba unos segunditos para después volverse rayas grises en las que se perdía mi morbo de escuincla.

A lo mejor tuvimos primos o amigos que nos introdujeron al mundo de la pornografía y fue nuestra primera escuela. Lamentablemente, muchas veces era nuestra única referencia en cuanto a la sexualidad y a la fecha, hay montones de personas que piensan que todas las mujeres tenemos la obligación de blanquearnos el ano, de no tener un solo vello corporal, que tenemos orgasmos y chorreamos como manguera de aguas residuales apenas nos toquen. O que el hombre debe ser el Penetreitor, inagotable, siempre dispuesto, poderoso, irresistible.

Peor aún. La explotación sexual, los videos no consensuados y filtrados, los castings falsos, los videos de hoteles de paso, las condiciones deplorables en las que algunos actores y actrices de la industria pornográfica han expresado abiertamente haber vivido, han empañado un poco mi visión ante algo que realmente disfruto.

Oigan, muchos creen que porque se dedican al entretenimiento sexual para adultos significa que merecen recibir faltas de respeto o que están abiertos para que sus cuerpos sean utilizados a libre demanda.

A veces me agüita demasiado pensar que a pesar de sentirme hermosa la mayor parte del tiempo, las expectativas sexuales de mis parejas masculinas me invalidan mental y físicamente porque no tengo un culo brasileño, senos enormes y un abdomen de acero, sin contar el maquillaje perfecto, mi mejor lencería y tres días sin comer para tener el ano limpio.

Soy muy visual y consumo pornografía desde chiquita. Y de vez en cuando, la pornografía común y corriente de páginas que todos tenemos en este momento en la cabeza, ya no me satisface. Entre que me aburren los diálogos y lo forzado, le adelanto al sexo oral, o me tardo en encontrar algo que me agrade y se me baja la emoción, encontré maneras éticas y educativas de consumir mi porno.

Si, pornografía ética, de comercio justo creada teniendo en cuenta los derechos y el bienestar de los y las artistas. Y hay más sitios de pornografía éticos de los que creías que existían.

Esto significa que la pornografía ética a menudo se mantiene alejada de las narrativas torpes típicas del contenido adulto convencional en donde los directores obligan a los participantes a realizar actos con los que no se sienten cómodos o cómodas, e independientemente de si las películas presentan a hombres y mujeres en medio del coito o mujeres que tienen sexo con mujeres, el porno ético presenta a artistas con una variedad de figuras.

Por lo general, los sitios de pornografía ética producen películas que ponen énfasis en los cuerpos naturales (ya sea en términos de vello púbico, tamaño de los senos o celulitis) y las interacciones humanas naturales.

A menudo, al reclutar parejas reales o amigos de la vida real, la pornografía ética describe el sexo como la actividad divertida que debería ser, incorporando una variedad de inclinaciones e identidades sexuales.

Lo más importante es que el espectador puede darse cuenta de que los artistas están legítimamente siendo felices en la escena. Y ESO EXCITA MUCHO.

Por supuesto que la pornografía ética no es gratuita como las páginas más conocidas del internet, pues muchas veces son pirateadas, o compartidas sin consentimiento ni remuneración.

Sin embargo, es muy agradable y satisfactorio saber que haces algo bueno por una industria que también nos ha echado la mano. Guiño Guiño.

XConfessions

xconfessions.com

La directora de películas eróticas Erika Lust obtiene sus ideas cinematográficas de las fantasías enviadas por los usuarios sobre XConfessions, dándoles vida en entornos de sexo seguro. Las películas de Lust Cinema se crean con la garantía de que los artistas recibirán un pago justo, estarán completamente informados de cada actuación y con miras a la diversidad y el placer de las mujeres. Hay una sección especial de cuarentena y si te registras por primera vez, tienes una película gratis.

Make Love, Not Porn

Makelovenotporn.tv

El proyecto Make Love Not Porn de Cindy Gallop solicita presentaciones de videos de parejas de la vida real, de cualquier orientación y preferencia sexogenérica, estrato o etnia, por una tarifa muy accesible por la cual es revisada y editada por profesionales.

Lust Cinema

lustcinema.com

Otra creación de la Erika Lust, Lust Cinema es un Netflix bonito de cine para adultos producido y dirigido con una lente feminista. Todos los viernes se cargan nuevos videos en el sitio, por lo que los miembros siempre pueden esperar algo nuevo. Pluuuus: ninguno de los anuncios con spam, distractores o anuncios horribles que puede encontrar en la mayoría de los sitios de pornografía convencionales. Igual, te regalan una película al registrarte. Yo me fui por la opción de tabús incestuosos. Aquí no se juzga a nadie, oigan.

Brigth Desire

brigthdesire.com

Una suscripción al sitio de pornografía feminista Bright Desire, nos muestra parejas reales teniendo sexo en sus cocinas, amigos con beneficios que ejecutan con entusiasmo «deportes de cama» acrobáticos y escenas de orgías realistas. Todo con un enfoque de amor propio, body positive, consenso y detalles graciosos como calambres, tardarse poniendo el condón, choques de cabeza, y hasta ataques de risa. Hacen unos filmes increíbles que concursan en festivales, y tienen ese hermoso toque de «casero» sin ser el amateur horrible donde solo se ven movimientos feos en una cámara VGA escondida.

 

Pink and White Productions

Pinklabel.tv

Una plataforma que apoya a productores independientes con recursos como acceso a recursos de salud sexual, entrenamiento constante en los lineamientos éticos de las películas para adultos con inclusión de género que respetan los deseos y límites de los actores.

Dreams of Spanking

Dreamsofspanking.com

Contenido «de alta calidad, estéticamente agradable» centrado en escenarios de nalgadas organizados por modelos que otorgaron explícitamente su consentimiento. Si los acentos, los disfraces, dramatizaciones y las nalgadas te gustan, es el lugar ideal.

Good Dyke Porn

goodykeporn.com

Videos creador por personas de la comunidad trans y queer, Dyke Porn es un gran recurso tanto para el porno ético como para visibilidad de las personas queer. Las películas de Good Dyke Porn se filman al estilo amateur e implican una edición mínima para la experiencia de visualización más auténtica.

Recuerden que en la sexualidad, hay gustos como personas hay, y el punto es que nosotros mismos reconozcamos nuestros propios gustos y explotemos nuestra curiosidad SIN HACERLE DAÑO A OTROS. 

Recuerden que es una expresión, de alguien más que desea compartirnos, y no es mejor ni peor que nosotros. No caigamos en comparaciones, pero estemos abiertos a recibir cualquier tip que nos ayude a gozar más.

Si tienen dudas, acérquense a nosotros, ya que el equipo está aprendiendo de la mano con ustedes y es un honor apoyarles.

Nos leemos pronto.

¡No te vayas! También te puede interesar: Estás enseñando mucha pierna.

 

Sobre El Autor

Godinette pura sangre de día. Sexóloga todo el tiempo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.