Sin dudarlo uno de los pocos mandatarios (si no el único)  que se han dado a notar no sólo por sus acciones sino por su apoyo total y público a minorías y a la comunidad LGBT+ ha sido el ministro canadiense Justin Trudeau. 

En un discurso el primer ministro Justin Trudeau se disculpó en nombre del gobierno por años de discriminación a los funcionarios públicos miembros de la comunidad LGBTQ.

«Una de las decisiones más grandes que una persona puede hacer en su vida es la de servir a sus ciudadanos. En cualquier capacidad, servir a Canadá para hacer de este un mundo mejor es de lo más honorable», explicó el primer ministro a cientos de oyentes en la Cámara de los Comunes. «Ahora imaginen que les dijeran que el país al que voluntariamente entregaron su vida, no los quiere, no los acepta y los ve como un defecto y una amenaza a la seguridad Nacional. No porque no puedan hacer el trabajo, o porque no sean lo suficientemente patriotas, sino por quienes son como persona, por quienes son sus parejas sexuales».

Con este discurso sumamente emotivo el gobierno canadiense introdujo una ley, que en caso de ser aprobada, permitirá la eliminación de antecedentes penales pertenecientes a personas condenadas por actividad sexual consensuada con parejas del mismo sexo.

Desde la semana pasada el ministro anunció en su cuenta de Twitter que el gobierno ofrecería una disculpa oficial a los miembros de la comunidad LGBT+ canadiense.

Hay que recordar que aunque Canada fue el primer país en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, sin embargo en la década de los 50´s  y hasta entrando los 90´s todo aquella persona que se sospechara sobre su homosexualidad, eran interrogados y sometidos a pruebas humillantes para exponer su orientación sexual, para ser  despedidos posteriormente.

«Hoy reconocemos una parte de la historia de Canadá que generalmente ha pasado desapercibida. Hoy finalmente hablamos sobre el papel que jugó Canadá en la opresión sistémica, criminalización y violencia contra la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer», dijo el ministro.

«Con vergüenza y dolor profundo por las cosas que hemos hecho estoy aquí hoy y les digo: estábamos equivocados. Nos disculpamos», dijo el primer ministro canadiense en medio del llanto.

El gobierno de Justin Trudeau ha destinado más de $100 millones de dólares canadienses para apoyar a miembros de las fuerzas armadas y otras agencias gubernamentales cuyas carreras fueron interrumpidas tras la llamada «purga gay».

Bravo por el ministro canadiense y una clara llamada de atención a otros gobiernos e incluso partes del mundo en donde la homosexualidad es perseguida y penalizada. 

 

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.