Día 26…

Sin duda esta ha sido una película que me toco las fibras más sensibles de mi ser, ya que todo lo que sucede lo estoy “viviendo” y lo pongo entre comillas, ya que son tiempos distintos más de 30 años de diferencia entre los sucesos acontecidos en 1981 con respecto al VIH a como ahorita se vive, pero sin embargo pareciera que no aprendemos de los errores del pasado.

Voz posithiva - Dia 26 - Img 01The Normal Heart o Un Corazón Normal como se le conoció en Latinoamérica tuvo su adaptación a la pantalla gracias a la cadena televisiva HBO quien se tomó la oportunidad de ha adaptar la obra autobiográfica de Larry Kramer.

Esta pieza cinematográfica que fue dirigida por Ryan Murphy, creador de la famosa serie Glee, American Horror Story, The New Normal y Scream Queens, nos cuenta la historia del inicio de la crisis del VIH-SIDA en Nueva York a principios de los años 80. En este panorama de emergencia por una enfermedad desconocida, nos expone el riguroso conflicto sobre las políticas nacionales estadounidenses de sexualidad, en lo cual destaca la incansable lucha de los activistas homosexuales por exponer la creciente epidemia y obtener resultados apropiados ante la crisis.

Los rasgos que destacan la película es la fiesta desenfrenada y el cinismo que caracteriza a las relaciones sin protección de ese entonces, la calma que precede a la tempestad ante las adversidades y la comunidad homosexual en una faceta activista que se sigue viendo hoy en día, todos estos detalles son los ingredientes para la creación de una historia que nos habla completamente del poder de la lucha social para generar cambios.

Dando como resultado escenas donde la tensión entre los personajes, los discursos y las discusiones, sirven de punto de apoyo para que seamos transportados a el caos social y el ambiente de desconcierto que se vivían en aquellas épocas.

Como técnicamente esta adaptación cinematográfica viene desde un texto teatral, Un Corazón Normal es una película que permite el lucimiento actoral de su elenco, el cual la verdad reúne a varios de los intérpretes que han dado vida a los personajes de esta obra en Broadway como es el caso de Jim Parsons y Joe Mantello.Voz posithiva - Dia 26 - Img 02

Un Corazón Normal, para mí que vivo con VIH es más que una película conmovedora y sensible, la verdad no se anda con miramientos al mostrarnos escenas sexuales de las cuales pues ya estamos acostumbrados y en cambio otras escenas que nos recuerdan que el VIH-SIDA sigue presente y que las luchas no se han terminado. Pero como podemos poner esto en la actualidad, en los 80 no se preocupaban por el uso del condón es más creo era algo que pasaba a un tercer plano y como era la época de la revolución sexual parecía que era primavera eterna y todo estaba a flor de piel, hoy en día esta misma ideología sigue siendo algo que está por encima de todo, muchas personas siguen relacionándose sin protección y exponiéndose no solo al VIH sino a muchas otras enfermedades.

No con esto quiero decir que dejemos de tener sexo, o que nos volvamos abstemios y nos alejemos de orgias, tríos, lugares de encuentro. Pero como lo dije hace tiempo en una de mis confesiones y por lo que fui criticado duramente: “Donde está el amor por nosotros mismos” esas palabras más que satanizar o condenar son de reflexión, yo hoy en día preferiría no tener que a las 9 pm apagar la alarma de mi celular y tomarme un medicamento. No tener que preocuparme en cuanto tiempo podría desarrollar el SIDA y poder dormir con calma. Tal vez esto suene un poco duro pero piénsenlo ¿Prefieren una vida atados a un medicamento o a ser libres de una pastilla?

 

Me despido no sin antes recomendarles ampliamente esta película. Agradecer a mis compañeros de la revista, a mis amigos y a mi pareja por animarme a verla y escribir sobre ella, y sobre todo y más importante a ustedes por seguir leyéndome, se despide de ustedes su amigo y consejero…

KonaKato.

Una Respuesta

  1. OMA

    La verdad es que es una película muy bien realizada. Yo sentía que veía un thriller, la vi cuando recién obtuve mi diagnóstico y para ser una persona extremadamente sensible, no fue tan duro el golpe. Pero si hay mucha realidad, aún seguimos discriminados porque la mayoría lo toma a la ligera y no usa protección. pero si está en nosotros Seguir luchando para generar un cambio y tener aceptación y respeto, como cualquier ser humano, porque al final de cuentas, no importa la enfermedad seguir nos teniendo Un Corazón Normal.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.